Oficina CentralSECOM

Un formulario más breve, ampliación del plazo para ejecutar la corta y nuevo tamaño de regeneración de los árboles son algunas de las medidas contempladas en la actualización de la Norma de lenga para cortas de protección, trabajo efectuado conjuntamente entre la Corporación Nacional Forestal (CONAF) con representantes y consultores privados de la Región de Magallanes. Dicha normativa comenzó a regir a partir del lunes 10 de marzo.

Con ellas, se persigue mejorar el instrumento que rige tal actividad, a fin de facilitar al propietario el acceso y adhesión al formulario, como también su aplicación y las labores de validación y control por parte de CONAF.

Para empezar, el nuevo formulario es más sencillo (posee menos páginas). Sin embargo, su antigua versión seguirá vigente hasta el próximo 10 de abril. Otras formalidades simplificadas son la cartografía a presentar, la explicación del método de corta de protección y el cuadro donde se expresan y aplican las diferentes etapas de trabajo a efectuar por el (la) interesado(a).

Además, se duplica el plazo de ejecución de las labores comprometidas por propietarios (as), de 2 a 4 años.

Respecto a los árboles, se baja de 2 a 0,5 metros la altura mínima de regeneración para tipificarla como “establecida”. De esta forma, se reduce significativamente el tiempo entre corta de regeneración y de liberación, lo que permite agilizar el ciclo de crecimiento de la especie y facilitar el manejo del bosque.

Asimismo, se reducen y ajustan los porcentajes de coberturas a dejar en el área a manejar y se elimina la necesidad de marcación de árboles.

Las modificaciones tienen su asidero en la legislación vigente del bosque nativo (Ley Nº 20.283, Decretos Supremos 82 y 259) y tienen como propósito lograr una adecuada regeneración de los bosques de lenga para su correcta explotación.

Descarga de la norma aquí.