Tres mil álbumes que contienen mapas, datos y descripciones de las áreas silvestres protegidas de la Región de Antofagasta comenzaron a distribuirse en las diversas actividades de educación ambiental que realiza CONAF en la zona, material que es complementado con láminas coleccionables (144 por cada ejemplar).

La iniciativa corresponde al proyecto Paisajes Culturales y Naturales de la Región de Antofagasta, financiado por Concurso FNDR de Cultura del Gobierno Regional de Antofagasta, que la institución  desarrolla junto a la Consultora IO, cuyo propósito es valorar los paisajes naturales y culturales de las áreas silvestres protegidas como parte del patrimonio natural regional.

A través de este se confeccionaron también 20 mil mapas y afiches, además de los álbumes y sus respectivas láminas autoadhesivas, que contienen imágenes de los principales paisajes naturales, flora, fauna y cultura material presente en áreas protegidas de la región, que además brindan información relevante asociada a las láminas en un contexto educativo y de difusión.

El proyecto consideró, además, la capacitación sobre el patrimonio natural y cultural prioritario de Antofagasta, enfocada en vecinos y guías locales, con capacitaciones en San Pedro de Atacama y la localidad de Juan López.

Cristian Salas Papasideris, director regional (s) de CONAF indicó que “las evaluaciones son sin duda positivas, porque este proyecto ayudó y va a ayudar a poner en el valor la importancia del patrimonio natural y cultural de nuestra región, con énfasis en todas las áreas silvestres protegidas que tenemos y la difusión del trabajo que realiza CONAF y nuestros guardaparques, a través de las unidades educativas y comunidad en general”.

El material fue lanzado durante junio, en el Monumento Natural La Portada, con la presencia de escolares y docentes. “Los productos de este proyecto son un apoyo físico para el trabajo que realizamos de concienciación de visitantes y estudiantes, para motivar el cuidado de las áreas silvestres protegidas. Es importante que las conozcan, ya que mucha gente visita lugares sin saber que son  áreas que están protegidas por el Estado de Chile” son las palabras de Jenny González, administradora de la unidad.

CONAF ABrayan Ruiz, alumno de octavo año de la Escuela Huanchaca, señaló que “me parece bien, porque antes no habían salido álbumes así, y me parece bien saber de los animales de la Región de Antofagasta que uno no sabe que viven aquí o algunos pocos saben. Además, aprovecho de conocer las áreas silvestres protegidas de esta región”.

Por su parte, el profesor de Ciencias Naturales Matías Roco Aguirres destacó que “este proyecto viene crear conciencia ambiental en los niños y la real importancia sobre el cuidado y protección de los monumento, reservas y parques nacionales y, lo más importante, es entregar un mensaje sobre el cuidado y protección del medio ambiente, ya que si no cuidamos nosotros nadie lo va hacer, además, esperando que los niños los puedan transmitir a otros para crear una cadena sobre el cuidado ambiental. Un formato como álbum lo encuentro maravilloso, incluso uno se entusiasma en tomar el libro, analizarlo por completo, ir pegando cada lámina con su pequeña identificación de la fauna, la flora, si es endémica, como podemos proteger.  En sí es bastante novedoso, llamativo, buena la idea que transciende cualquier edad, ya que es todo colorida con buenas imágenes e ilustraciones”.

El proyecto contempla también la participación y colaboración con los actores locales, como el realizado con comunidades indígenas y comunidades locales vecinas a áreas protegidas, por lo que ellos también fueron actores protagónicos en este lanzamiento. La dirigenta Alexandra Latín, de la comunidad de Juan López, expresó que “nosotros trabajamos codo a codo con la CONAF en fomentar el ecoturismo, dar a conocer los parques y todo con el hecho de tener vida acá en el desierto. Estamos muy contentos de este proyecto que se realizó porque nos hace partícipe del trabajo que hace CONAF aquí en la zona”. Respecto al álbum, sostuvo que es una buen idea que los menores podrán utilizar, incluso, para su formación académica.