Noticias PúblicasPortadaTarapacáFiscalización

Con el uso de nuevas herramientas tecnológicas, los fiscalizadores de CONAF controlarán las cortas ilegales y cambios de coberturas vegetacionales de especies nativas.

Con la finalidad de mejorar la gestión y centrar los operativos de fiscalización en las zonas que presentan mayores intervenciones ilegales, CONAF está potenciando el uso de nuevas tecnologías para monitorear y detectar los cambios en las coberturas vegetacionales de especies nativas.

Basado en el uso de imágenes satelitales, la Corporación está usando el Sistema de Alerta Temprana (SAT), plataforma que compara imágenes, con un intervalo de tiempo, para el monitoreo de bosques y otras formaciones, el cual ha dado resultados satisfactorios en terreno al entregar información certera para las labores de fiscalización forestal y ambiental.

El SAT trabaja analizando y determinando áreas críticas, además de monitorear y detectar cambios en el uso del suelo, alertando vía reportes con información cartográfica para la posterior verificación en terreno de las pérdidas detectadas.

Con el análisis entregado por la plataforma, los fiscalizadores acuden a la zona con el apoyo de drones para verificar la información entregada y medir la superficie afectada por las talas ilegales. A la fecha, el sistema opera con una efectividad entre el 70 y el 100 %, siendo considerado un medio de prueba válido por los tribunales de justicia donde CONAF ha ingresado denuncias por talas ilegales.Fiscalización

Por su parte, Gonzalo Tapia, jefe de la sección de Monitoreo y Evaluación del Departamento de Fiscalización Forestal, indicó que “el sistema toma imágenes satelitales de dos periodos diferentes para compararlas y, a partir de esa comparación, detecta dónde se han producido cambios en la vegetación. El sistema ayuda a orientar dónde tenemos que hacer las actividades de fiscalización. En el sur, por ejemplo, se han detectado sectores de superficie bastante importantes que ahora están en investigación”.

Juan Ignacio Boudon, director regional, resaltó el trabajo que la institución realiza para cuidar los recursos naturales y, en especial, el bosque o especies nativas presentes en Tarapacá. “Estamos modernizando la gestión y permanentemente nuestros equipos en terreno están trabajando en fiscalización para proteger los recursos naturales de todos. Pero sin duda que el uso de modernas tecnologías, son un gran aporte para poder vigilar los frágiles ecosistemas que tenemos en nuestra región con especies tan representativas como el tamarugo”.