Arica y ParinacotaAysénConafCoquimboLa AraucaníaO'HigginsPortada

A toda marcha avanzan los trabajos que se desarrollan en áreas piloto del proyecto Manejo Sustentable de la Tierra (MST), proyecto ejecutado bajo el marco de la ENCCRV, cuyo objetivo es realizar acciones contra la degradación de la tierra, incorporar la biodiversidad en las políticas nacionales y proteger los activos de carbono forestal.

Las iniciativas, que son impulsadas por el Ministerio de Agricultura con el apoyo del Fondo Mundial para el Medio Ambiente GEF y el Banco Mundial actualmente se desarrollan en cinco regiones del país: Arica y Parinacota, (Putre), Coquimbo (Combarbalá), O’Higgins (Litueche), La Araucanía (Carahue y Puerto Saavedra) y Aysén (Coyhaique).

Recientemente dentro de la programación del Banco Mundial se desarrolló una visita para conocer en terreno el estado de avance de dos de las cinco áreas piloto del proyecto. Es así que durante casi dos semanas, una delegación del Banco Mundial,profesionales de CONAF además de otros servicios del MINAGRI (SAG, INDAP) se trasladaron, en primera instancia hasta la Región de La Araucanía donde visitaron las comunas de Carahue y Puerto Saavedra para posteriormente visitar la Región de Coquimbo, puntualmente la comuna de Combarbalá.

Durante la visita participó Stavros Papageorgiou, gerente del proyecto y especialista ambiental senior del Banco Mundial, quien indicó que fue una muy buena oportunidad para ver el trabajo que realiza CONAF junto a las comunidades locales para realizar el manejo sustentable de la tierra.

Al respecto, indicó que este proyecto promueve mejoras prácticas de manejo sustentable de los recursos naturales, al tiempo que busca fortalecer la coordinación entre las diferentes instituciones que trabajan en el territorio, así como las formas de gobernanza entre las diferentes comunidades y autoridades locales.

Durante la visita a las regiones conocieron de primera fuente las diversas acciones que se han desarrollado, visitando los predios de los beneficiarios del proyecto, y observando la planificación de actividades incluidas en un plan predial (a 5 años), se logró conocer las actividades demostrativas desde control de cárcavas, forestación multipropósito, bosques comestibles (frutos, tallos, hongos, etc.), entre otros proyectos.

En este sentido Papageorgiou indicó que “fue muy gratificante observar el gran interés de la gente y las comunidades locales. Creo que la visita a terreno ha sido una excelente experiencia, hemos hablado con propietarios locales y ellos están muy contentos y empoderados de las actividades que se están realizando dentro del Proyecto Manejo Sustentable de la Tierra”.

“Personalmente –agregó el representante del Banco Mundial– quedé muy impresionado durante el recorrido que realizamos en Coquimbo, al ver las condiciones en que se encuentran esos territorios. Ahí vimos muchas áreas que se encuentran afectadas severamente por la sequía. También quedé gratamente impresionado por la gente que habita esos lugares, principalmente por la gran resiliencia que tienen y por sus condiciones de vida, es grato ver como el proyecto está contribuyendo a estas mejoras, sobre todo considerando que el cambio climático o crisis climática que se está viviendo hoy. Por lo que, este tipo de iniciativas es fundamental para preparar a las comunidades para el futuro”.

Para el Banco Mundial es fundamental que en aquellos proyectos donde actúa como agencia implementadora se puedan evitar o mitigar potenciales efectos negativos en las personas y medio ambiente. Para ello, todas las iniciativas, además de respetar la legislación nacional atingente a cada iniciativa, se deben considerar las políticas operacionales del Banco Mundial las cuales entregan lineamientos generales para prevenir y mitigar posibles e impactos ambientales y sociales en el proceso de desarrollo de cada proyecto.

 

Estado de avance de los proyectos

Respecto a los avances, se logró cumplir con el 75 % de la meta de implementación proyectada para el primer semestre de 2019. Se avanzó de 4 058 hectáreas a 7 934 implementadas, equivalentes al 27 % de la meta nacional.

Todas las regiones presentan avances en implementación de tierras manejadas sustentablemente, de las cuales destacan los avances alcanzados por la región de O’Higgins (Litueche/Pailimo), que pasó de 223 hectáreas a 2 028, y los alcanzados por la Región de Arica y Parinacota (Putre/General Lago); de 102 a 1 274 hectáreas.

Además, respecto a los beneficiarios del proyecto se avanzó de 1 254 beneficiarios directos, a 1 496, de los cuales 649 corresponden a mujeres, logrando un equivalente al 95 % de la meta nacional.

Respecto a la elaboración de planes prediales se cuenta con 268, equivalentes al 114 % de la meta nacional.

Por último, respecto a las capacitaciones realizadas en temáticas de manejo sustentable de la tierra se han capacitado un total de 991 usuarios de bosques, equivalentes al 99 % de la meta nacional, de los cuales 545 corresponden a mujeres, equivalente al 218 % de la meta nacional.