Oficina Central

En un emotivo encuentro donde compartieron todas las brigadas de prevención y combate de incendios forestales de la Región del Maule, la institución homenajeó a los “héroes anónimos” que han perdido la vida combatiendo incendios forestales, y también reconoció a quienes actualmente realizan esta noble labor de contribución a la protección del país contra el daño de los incendios forestales.

En instalaciones del predio Pantanillos de la Universidad de Chile se realizó un almuerzo de camaradería, encuentro que permitió testimoniar a los trabajadores destacados por cada unidad, así como también a aquellos brigadistas con contrato de carácter “de transitoriedad”, pero que año tras año regresan al programa y ya acumulan entre 15 y 30 temporadas integrando brigadas de CONAF.

Dante Bravo, director regional (S) y jefe del Departamento manejo del Fuego, en su intervención expresó que “el brigadista tiene el gran honor de servir al país, protegiéndolo de la destrucción del fuego para que las futuras generaciones también tengan país”. En el Maule, principalmente a comienzos de de enero, se atendieron grandes incendios en simultaneidad. Solo en el incendio Batuco-Toconey en el secano interior de la provincia e Talca, el personal debió entregar su máximo esfuerzo al trabajar ininterrumpidamente por los 57 kilómetros de perímetro con fuego activo, hasta alcanzar su control. Y desde ahí y prácticamente sin descanso, trasladarse a continuar su entrega en otros incendios donde eran requeridos.

De hecho, el propio alcalde de la Ilustre Municipalidad de Constitución, Carlos Valenzuela Gajardo, hizo entrega de un galvano como reconocimiento a CONAF por su abnegada labor ante la emergencia (incendios forestales) de comienzos de año que amenazaron preocupantemente a la ciudad de Constitución, alcanzando incluso a dañar algunas viviendas de su interfase.