ConafPortadaValparaísoLuis Vidal

Luego de treintaitrés años de arduo trabajo en la Corporación Nacional Forestal (CONAF), Región de Valparaíso, donde se desempeñó como maestro pintor, jardinero, guardaparque (en el Jardín Botánico de Viña del Mar), vigilante nocturno y auxiliar administrativo, Luis Vidal Villanueva o Luchito, como le decían sus más cercanos, tomó la decisión de jubilarse y decir adiós a compañeros y amigos de toda una vida.

La partida de Luis generó tristeza entre sus colegas conafinos, quienes, recapitulando las historias alegres que vivieron junto a él, organizaron un merecido cóctel en su honor, donde los recuerdos dieron paso a la emoción, sobre todo entre aquellos que lo conocieron desde sus inicios en la institución.

Uno de ellos fue Miguel Cañete, encargado regional de la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias (OIRS), a quien la noticia produjo “sentimientos encontrados, en el sentido de que hoy está él y mañana me toca a mí. Ingresamos prácticamente juntos a esta institución, tenemos treintaitrés años de servicio y Luchito se va a jubilar de mutuo acuerdo con el servicio. Y bueno, le deseo lo mejor en el futuro fuera de CONAF”.

“Con él vivimos muchas anécdotas, me tocó ser su jefe en algún momento y, con altos y bajos, salimos adelante en todas las tareas. Luis se caracterizó siempre por ser una persona muy humilde y preocupada de su familia, de su hogar, de llevar el pan diariamente. Logró sacar adelante a todos sus hijos, todos trabajan, son policías (carabineros) en su mayoría”, agregó.

Juan Atienza, jefe de operaciones del Departamento de Control Contra Incendios Forestales de CONAF, también valoró la relación que ha mantenido con Luis Vidal, especialmente por los lazos que forjaron en torno a la actividad física.  “Lo conocí a través del deporte, porque es fanático del fútbol igual que yo; antes, de forma más o menos regular, hacíamos partidos en el gimnasio de Canal Chacao (Viña del Mar). Él siempre se destacó en el deporte a pesar sus limitaciones, porque tiene un espíritu muy jovial, muy alegre”, sostuvo.

Sin embargo, Luis también vivió momentos duros en su vida, por el ejemplo, el desafortunado incendio que destruyó completamente su domicilio. En esa ocasión, el apoyo de sus compañeros fue crucial.

“A raíz de un incendio se quemó completamente su casa y a mí se me encargó, por parte de la Dirección Regional, encabezar las gestiones para reemplazarla. Ahí estuvimos 72 días trabajando juntos, de tal manera de reconstruir su vivienda, objetivo que finalmente se concretó. En ese lapso no solo estuvimos con él, sino también con su señora e hijos, por lo que desarrollamos un vínculo mayor en lo humano”, evocó Atienza.

Por su parte, el jefe regional del Departamento de Protección Contra Incendios Forestales, Raúl Molina, enfatizó que el afecto que el personal de CONAF Valparaíso profesa a Vidal se reflejó durante la actividad de camaradería que se efectuó en su honor. “Fue un encuentro súper emocionante, que dio cuenta de la amistad que todos sentimos por Luchito”.

“Él siempre nos mostró una actitud proactiva y disposición a ayudar, y la verdad es que es una persona querida por todos. Eso quedó claro con su despedida, donde hubo un encuentro de varias generaciones, lo cual es un premio que se merece con creces”, acotó enfático.

Asimismo, Molina recalcó que “como él siempre ha dicho, pasó por episodios complicados en su vida y siempre sintió el apoyo, el afecto y el cariño nuestro. Espero que sepa que tiene una familia aquí en la Corporación, la cual lo considera y  quiere bastante”.

En tanto, el director regional de CONAF Valparaíso, Héctor Correa, manifestó que “es realmente un deber homenajear a funcionarios como Luis Vidal, que han dado parte de su vida para el crecimiento de esta institución. Se trata de una persona que siempre destacó por su carácter servicial y compañerismo, por lo cual todos nos emocionamos con la noticia de su jubilación y, sin duda, le deseamos éxito en esta nueva e importante etapa que emprenderá”.

Finalmente, el festejado Luis Vidal, junto con agradecer las palabras y buenos deseos de sus compañeros de trabajo, señaló que a futuro se dedicará a “estar más con su familia”, aunque reconoció que “aún no le he tomado el peso a la vida lejos de CONAF”.

“Siempre me apoyaron en los momentos difíciles, y nunca noté ningún tipo de discriminación por mi condición (perdió un brazo en un accidente). Hice algunos amigos, especialmente entre los más antiguos que llegaron conmigo, con los cuales compartí mucho por el fútbol y, obviamente, también en el Jardín Botánico y la Dirección Regional”, aseveró sobre sus ahora excamaradas conafinos.

Cóctel de despedida en honor a Luis Vidal.

Cóctel de despedida en honor a Luis Vidal.