MetropolitanaSECOM

En una emotiva y sentida ceremonia encabezada por el director regional, Germán Ortiz, y funcionarios del Departamento de Áreas Silvestres Protegidas de la región se destacaron algunas de sus virtudes como la generosidad para transmitir sus conocimientos, su compañerismo, sencillez, sentido del humor y excelente disposición hacia el trabajo, virtudes que fueron destacadas incluso, por sus colegas guardaparques que lo premiaron este año en el marco de la celebración de los 100 años del Cuerpo de Guardaparques de CONAF.

José ingresó a la Reserva Nacional Río Clarillo el año 1988, es el funcionario más antiguo en esa unidad, está casado y tiene 3 hijos. En su estadía como funcionario de Clarillo participó prácticamente de casi todos los programas que la unidad desarrolla, pero sin duda que su rol más destacado fue ser el precursor del método de control de la chaqueta amarilla que hoy es plenamente exitoso y replicado por otras unidades.

Sin duda que vivió momentos inolvidables en la institución, bellos momentos, pero también muy dolorosos, como tener que enfrentar la muerte de su hermano menor Fernando, con quien compartió funciones en Río Clarillo, ya que también era guardaparque de esa Área Silvestre y quien falleció el año 2013. Pero hoy, José toma una decisión importante: dejar CONAF, jubilarse y disfrutar de su familia a fin de cosechar tantos años de esfuerzo y entrega por la Corporación a la que tanto quiso. Por eso, nos parece pertinente como Región Metropolitana, agradecer la dedicación y cariño volcado en esos años y desearle el mayor de los éxitos y felicidad posible en esta nueva etapa de su vida.

¡Hasta siempre amigo José!