ConafIsla de PascuaNoticias PúblicasPortada

Proporcionar un marco general para coordinar y trabajar la mitigación adaptación al cambio climático y daño ambiental registrados en Rapa Nui, permitirá el convenio marco suscrito el pasado viernes 9 de noviembre entre la municipalidad de Isla de Pascua y la Corporación Nacional Forestal, CONAF.

Humedal de Rano Raraku.

Así lo informó el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, quien indicó que tras la firma del documento será posible desarrollar diversas acciones de diseño, elaboración, implementación, fomento, difusión, promoción y ejecución de políticas, planes, programas y proyectos orientados a mitigar y generar procesos eficientes de adaptación al fenómeno, como también a los problemas ambientales existentes en la isla.

Ello incluirá, entre otros aspectos, investigación, desarrollo de proyectos, servicio a la comunidad, difusión, educación medioambiental, medidas de acción, implementación de políticas públicas, exposiciones, talleres y capacitación.

Para Petero Edmuns Paoa, alcalde de Isla de Pascua, “esta es una complicidad que se firma con una institución que lleva muchas décadas con nosotros y que tiene mucha experiencia en la materia que ha llevado y que los ha traído a la isla, junto con la comunidad que tiene un sueño de respeto, de cuidado del medioambiente”.

Cabe señalar que son diversos problemas de tipo ambiental que afectan a este territorio insular, como el tratamiento de desechos, calidad del aire, afectación a la flora y fauna, contaminación de plásticos en el mar, incendios forestales, perdida de agua de humedales y la erosión del suelo que, según la información entregada por su edil, afecta al 70 % de la superficie de la isla.

Cárcavas en el sector de Poike.

Por ello, el documento especifica la suscripción de convenios específicos, que entre sus principales materias abordarán la definición de una política de cambio climático, la determinación de medidas para la protección de recursos naturales, biodiversidad y origen ecológico, además de la resolución de situaciones que pongan en riesgos el medioambiente y la conservación de la biodiversidad.

En este plano, Rebolledo enumeró que entre los desafíos que se propone CONAF en el marco del convenio figuran la producción sostenible de madera, la protección contra incendios forestales, cuidado de suelos, asimismo, “la producción de plantas y también flores para hermosear la isla, que tienen que ver con el espíritu y el alma de una cultura tan rica como es la rapanui”. Recalcó que, en un ecosistema cerrado, donde su ciclo de agua comparte tal característica, es imprescindible una acción inmediata, por lo que la formalización del convenio permitirá “velar por el futuro sostenible de la isla”.