ConafNoticias PúblicasPortadaValparaíso

El siniestro ha consumido una superficie de 1.180 hectáreas de pastizal, matorral y arbolado nativo. Se mantiene la alerta roja para las comunas de Hijuelas y Llay Llay.

Continúa el combate del incendio forestal que afecta desde el martes 17 al sector Las Palmas, entre las comunas de Hijuelas (provincia de Quillota) y Llay Llay (provincia de San Felipe), el cual ha consumido una superficie aproximada de 1180 hectáreas de pastizal, matorral y arbolado nativo.

Debido al riesgo de que este siniestro pueda alcanzar zonas pobladas, la Intendencia de la Región de Valparaíso, con información técnica proporcionada por la Corporación Nacional Forestal, CONAF, y en coordinación con la dirección regional de la Oficina Nacional de Emergencia, Onemi, declaró ayer alerta roja para las comunas de Hijuelas y Llay Llay, medida que se mantiene vigente.

Así lo dio a conocer el jefe de incendios de CONAF Valparaíso, José Contreras, quien explicó que en el lugar trabajan hoy (19 de enero) cinco brigadas, tres técnicos, un puesto de mando móvil (Puma 5) y dos helicópteros del organismo forestal, más tres helicópteros particulares y personal de la reserva ecológica Oasis de La Campana.

Contreras añadió que los dos puntos más activos, de los seis en que se dividió esta emergencia, tienen proyección hacia el Parque Nacional La Campana. Sin embargo, aclaró que el fuego está “a muy larga distancia, a alrededor de tres kilómetros”.

Asimismo, recalcó que este incendio forestal –al momento- no amenaza viviendas, ni tampoco inmuebles de la reserva ecológica Oasis de La Campana.

Por otra parte, el experto enfatizó que el combate de las llamas ha sido complejo debido a la topografía abrupta del lugar, de pronunciadas pendientes y abundante vegetación, situación que dificultado las operaciones terrestres.

Suspenden atención al público

LLay LLay 4Como medida preventiva, CONAF tomó la determinación de suspender la atención al público en el sector Palmas de Ocoa (Hijuelas) del Parque Nacional La Campana, según informó el administrador de esta unidad del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, Christian Díaz.

Añadió que la medida permitirá “potenciar las fiscalizaciones y los patrullajes de los guardaparques en los cordones montañosos, para estar atentos a las condiciones que se puedan presentar”, ya que para este jueves se pronostican en la zona temperaturas cercanas a los 40 °C, así como ráfagas de viento de entre 40 y 50 kilómetros por hora.

Cabe consignar que el resto de los sectores que componen este entorno natural, es decir Granizo y Cajón Grande, en la comuna de Olmué, funcionarán con absoluta normalidad durante esta jornada.