Oficina CentralSECOM

Fortalecer las capacidades técnicas en materia de recursos vegetacionales y cambio climático, sobre la base de intercambiar las lecciones aprendidas y experiencias prácticas fue el objetivo del curso internacional que organizaron la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI) y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), entre el 10 al 14 de noviembre en Santiago, en el marco de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) que impulsa en el país la Corporación.

En el curso Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, realizado para socios estratégicos de Chile en el contexto de la estrategia nacional, asistieron representantes de Colombia, Costa Rica, Perú y República Dominicana, además de universidades nacionales, empresas, organismos públicos y consultoras del área, ONG nacionales e internacionales y funcionarios y funcionarias de CONAF de todas las regiones del país.

Para el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, es “muy relevante” que este curso internacional se realice sobre la base de lo logrado por Chile gracias a la Medida Nacionalmente Apropiada de Mitigación (NAMA, por su sigla en inglés) Forestal, la primera aprobada mundialmente, porque “demuestra el trabajo que estamos haciendo como país y como Corporación, asumiendo que esta labor exige conocimiento y coordinación, sobre la base de compartir las experiencias y realidades que tenemos que enfrentar en un tema como el cambio climático y el aporte que se puede realizar desde el ámbito forestal, de los recursos vegetacionales”.

La iniciativa forma parte, justamente, del Proyecto NAMA Forestal que se viene ejecutando con éxito en Chile desde 2013, en el marco de la alianza que la Cooperación Suiza COSUDE –a través de su Programa Global de Cambio Climático– tiene con CONAF. Dicha iniciativa busca incrementar la superficie de bosques en el país y promover el manejo sustentable de los ecosistemas forestales y formaciones xerofíticas, fortaleciendo su capacidad de proveer bienes y servicios, con particular énfasis en temas de mitigación y adaptación al cambio climático y de mantención e incremento de sus servicios ambientales.

Además el proyecto incluye un potente componente de reforzamiento de capacidades a nivel nacional para todo tipo de actores relevantes, focalizándose en beneficiar a pequeños y medianos propietarios de bosques o suelos factibles de forestar, mediante el incremento de sus ingresos familiares o distribución de beneficios que se puedan lograr por concepto pago por desempeño de componentes ambientales.