Oficina Central

Con enfoque en las personas y en el desarrollo sustentable del sector centró el director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), Aarón Cavieres, la Cuenta Pública de la gestión institucional correspondiente al año 2014 y que esta vez tuvo el carácter de participativa.

La exposición se realizó hoy viernes 10 de abril, en un predio del sector de Vilches Alto, en la Región del Maule, hasta donde llegaron pequeños y medianos propietarios forestales, de los cuales cinco de ellos recibieron la bonificación adjudicada en el marco de la Ley del Bosque Nativo, tras el cumplimiento de actividades comprometidas. En la actividad participaron también autoridades regionales, representantes de organizaciones sociales y la comunidad de la zona. Todos ellos tuvieron al final la posibilidad de hacer sus comentarios o de realizar consultas acerca de los temas tratados, que fueron respondidas por el director de CONAF.

En su alocución, Cavieres destacó el proceso participativo de funcionarios y funcionarias de la Corporación, como también de actores externos, en torno a aportes para la construcción del proyecto de ley de creación del Servicio Nacional Forestal y de Conservación de la Naturaleza, entidad de carácter pública que reemplazará a la Corporación Nacional Forestal, por ser esta última una Corporación de Derecho Privado.

“En este proceso participativo -sostuvo- intervino el 90% de los trabajadores y trabajadoras de CONAF, junto con las organizaciones sindicales. Ahora el proyecto será remitido al Ministerio de Agricultura y luego al Gobierno central para sus puntualizaciones y posterior envío al Congreso durante el primer semestre del presente año. La idea es entregarle al país una institucionalidad que le permita desarrollar cabalmente sus funciones, como la de fiscalización, y tener la potestad necesaria para la administración de normativas legales. Ha sido un trabajo arduo”.

Otro tema en el que se avanzó fue en la constitución del Consejo de Política Forestal, con la participación de 16 miembros en representación de los diversos ámbitos del área forestal, instancia que tiene como objetivo definir los lineamientos para el desarrollo sustentable del sector de los próximos 20 años (período 2015-2035).

“Se ha logrado -dijo el director ejecutivo de CONAF- reunir a un grupo de especialistas con variadas visiones y amplia experiencia, condiciones que permiten augurar un producto rico en contenidos y una política forestal representativa. El desafío es tomar los temas de futuro e impulsarlos, puesto que el actual modelo forestal ya cumplió su ciclo. Queremos este año trabajar en la elaboración de la política e implementarla a partir del 2016”.

CONAF anotó, asimismo, adelantos en cada una de las tres grandes líneas de acción que ocupan el quehacer institucional. En gestión forestal, por primera vez desde que la Presidenta Michelle Bachelet promulgara la Ley de Bosque Nativo el 2008, el Fondo de Conservación y Manejo Sustentable del año 2014 adjudicó todos sus recursos económicos, ascendentes a 8 millones de dólares, para cubrir a través de bonificaciones la realización de actividades madereras, no madereras y de preservación.

Igualmente, el programa de manejo de plantaciones forestales intervino un total de 36.675 hectáreas, en predios de 2.243 propietarios beneficiarios.

En materia de incendios forestales, se reorganizó la fuerza de combate, logrando tener en la temporada 2014-2015 a 140 brigadas, con 1.700 brigadistas, distribuidos entre las regiones de Coquimbo y Magallanes. Además, se superó de 7 a 11 los helicópteros disponibles y de 3 a 8 los aviones en operación. “Junto con ello, implementamos un software sobre modelamiento del comportamiento del fuego, que nos entrega valiosa información respecto a dirección, intensidad y velocidad del incendio, pudiendo de esta manera adelantarnos y evitar daños mayores”, señaló la autoridad de CONAF acerca de la modernización de la institución.

Respecto a las 102 áreas silvestres protegidas del Estado que gestiona CONAF (37 parques nacionales, 49 reservas nacionales y 16 monumentos naturales, que cubren una superficie de casi 15 millones de hectáreas, el 20% del territorio nacional), se ejercieron variadas acciones en protección y conservación de los recursos naturales renovables del país, como monitoreo de especies de fauna a través de cámaras trampa, labores de conservación del huemul y control de amenazas, especialmente de especies exóticas invasoras (se erradicó el conejo en isla Choros, de la RN Pingüino de Humboldt, en la Región de Coquimbo), entre otras actividades.

A esto se suma la creación de dos áreas silvestres protegidas: el Monumento Natural Paposo Norte, en la Región de Antofagasta, y el Parque Nacional Yendegaia, en la Región de Magallanes y Antártica Chilena. Sobre esta última unidad, aunque su decreto de creación es del 24 de diciembre de 2013, fue puesto en vigencia el 6 de agosto de 2014.

Por último, el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, recordó los 100 años de la presencia de guardaparques en Chile, hito cumplido el año pasado. “Sin el trabajo de estos hombres y mujeres es impensable poder conservar el patrimonio natural de Chile para las actuales y futuras generaciones”, concluyó.