Oficina CentralSECOM

La Corporación Nacional Forestal, a través del Departamento de Bosque Nativo, dependiente de la Gerencia de Desarrollo y Fomento Forestal, organizo dos jornadas de capacitación para los profesionales que trabajan en el Programa Nacional de Extensión Forestal. Uno de los objetivos de este encuentro fue mejorar las capacidades técnicas de los extensionistas de forma práctica y precisa, para incrementar su contribución al manejo sustentable y el desarrollo de las comunidades rurales.

El gerente de Desarrollo y Fomento Forestal de CONAF, Roberto Lisboa, manifestó que hoy comienza una nueva etapa para el Programa de Extensión, en donde “La figura del extensionista es central y relevante, porque es la cara visible de nuestra institución. Son quienes crean gran parte de los lazos de confianza y credibilidad entre CONAF y los pequeños y medianos propietarios forestales, por lo cual queremos rescatar y fortalecer la figura del extensionista y trabajar en una nueva estructura para el programa, que esté vinculada a disminuir las brechas que existen en la economía familiar campesina y el fortalecimiento del encadenamiento productivo”.

En la actividad participaron 62 profesionales, divididos en dos macro zonas: Sur y Norte. La primera en la ciudad de Villarrica, Región de La Araucanía, y la segunda en Chillán, Región del Biobío. Además apoyaron la actividad 25 expositores expertos en distintas temáticas técnicas entre las que destacaron, silvicultura y manejo del bosque nativo, aplicación de la legislación forestal, tabla de valores, manejo del fuego, sanidad forestal y SIG entre otras. Ambas actividades concluyeron con un taller participativo, que permitió conocer el actual estado del programa, así como las experiencias y propuestas de los profesionales para mejorar su impacto.

El nuevo plan de trabajo busca afrontar los desafíos futuros del mundo forestal, con capacitaciones y la reformulación del programa, que comprenderá nuevas actividades tendientes a aumentar la calidad y operatividad de este, en concordancia con las directrices, objetivos y metas establecidas por la Institución para esta y futura temporadas, de manera de enfrentar los desafíos que imponen los propios recursos boscosos del país, así como los establecidos por las propias comunidades y la sociedad en pleno.