Oficina CentralSECOM

Con la satisfacción de constatar que las acciones acordadas por los más de 170 países participantes del Congreso Mundial de Parques corresponden al trabajo y a los lineamientos de la actual administración de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, en materia de gestión de las áreas silvestres protegidas, regresó la delegación que representó a la institución en el encuentro, realizado entre el 12 y el 19 de noviembre en Sídney, Australia.

Al Congreso organizado por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), asistieron más de 6 mil representantes de más de 170 países. Su anterior versión fue realizada en 2003 en Durban, Sudáfrica.

En ella participaron por CONAF, Andrés Meza, gerente de Áreas Silvestres Protegidas (GASP), Moisés Grimberg, jefe de la Sección de Flora y Fauna de la GASP y Patricia Rodríguez, guardaparque de la Reserva Nacional Malalcahuello.

Al respecto, Meza explicó que el documento final de esta reunión internacional, denominado La promesa de Sídney, se divide en tres grupos de acuerdos relativos a vigorizar la gestión de áreas protegida; inspirar al ser humano a asociar su bienestar físico, sicológico, ecológico y espiritual con la naturaleza; e invertir en las soluciones para los problemas que enfrenta la naturaleza.

Congreso-parques-2En el primer ámbito el énfasis está centrado en el avance de las áreas protegidas en el mundo, con el incremento de la protección de diversos ecosistemas para asegurar la representación de todos los sitios esenciales para la conservación de la naturaleza. Igualmente, incluye temas como el mejoramiento de gobernanza y gestión, reconocimiento y apoyo a áreas conservadas por pueblos indígenas, comunidades locales y entidades privadas, promoción de usos sostenibles de la tierra y eliminación de actividades y políticas que degraden, amenacen o produzcan extinción o pérdida de ecosistemas y su biodiversidad, como también reconocimiento, inversión y apoyo a quienes trabajan en ellas.

En tanto, el segundo punto se centra en acercar la naturaleza a las personas, para que experimenten su grandeza a través de las áreas protegidas, mediante acciones que sean vistas como una inversión a largo plazo para la sostenibilidad del planeta y la calidad de vida de la gente. Se reconoció, además, la larga tradición y conocimiento, los derechos colectivos y las responsabilidades de los pueblos indígenas y las comunidades locales en relación con la tierra, el agua, los recursos naturales y la cultura y se comprometieron a rectificar y remediar injusticias pasadas y presentes en cumplimiento con acuerdos internacionales.

Finalmente, una atención especial se da a la necesidad de que las políticas públicas, incentivos, herramientas y otras garantías, ayuden a detener la pérdida de biodiversidad, mitigar y responder al cambio climático, reducir el riesgo y el impacto de los desastres, mejorar la seguridad alimentaria y de suministro de agua, y promover la salud y dignidad humanas.

La promesa de Sídney, basada en los conocimientos colectivos de más de cinco mil destacados expertos del sector de las áreas protegidas –y muchos otros que se preocupan por el futuro de nuestro planeta– recoge estrategias innovadoras para proteger estos lugares excepcionales.
Cabe señalar que el documento perfila un camino para alcanzar el objetivo mundial de protección del 17 por ciento de los espacios terrestres y el 10 de los océanos de aquí a 2020.

 

Actividades

Congreso-parques-3Durante el encuentro internacional, CONAF tuvo presencia en diferentes actividades, como la reunión de la Red de Parques de la FAO, de la UICN América del Sur, de guardaparques latinoamericanos y de la Federación Internacional de Guardaparques (FIR por sus siglas en inglés), donde participó Patricia Rodríguez, quien valoró la instancia que le permitió conocer otras realidades.

Conjuntamente, Moisés Grimberg, quien presentó en el Workshop “Effective and equitable governance of the landscape”, informó que la Corporación obtuvo positivos comentarios del boletín de divulgación científica Biodiversidata, en un taller donde representantes de Argentina, Brasil, Estados Unidos y México valoraron positivamente el rol protagónico del guardaparque como agente investigador de la naturaleza y sistematizador de información valiosa en áreas protegidas, para la toma de decisiones, incentivo y facilitación del proceso de investigación efectuado en ellas.

En tanto Andrés Meza, quien encabezó la delegación de CONAF en la jornada internacional, destaco la oportunidad que genera el Congreso, para realizar conversaciones y contactos en reuniones paralelas. Entre estas resalta los intercambios sostenidos con Direcciones Nacionales de Áreas Protegidas de USA, Canadá, Australia, Madagascar, México, entre otros y organismos colaboradores con proyectos de desarrollo y conservación de áreas protegidas entre los cuales destaca Costa Rica, Francia.

Asimismo, durante el congreso se comprometió la participación del país en el próximo Congreso Mundial de Guardaparques, a efectuarse en 2015 en el Parque Nacional Rocky Mountains de Estados Unidos.