Valparaíso

Instituciones buscan reducir paulatinamente la presencia de felinos en la isla Robinson Crusoe, para que estos mamíferos no depreden a la población del picaflor endémico y en peligro grave de extinción.

En el marco del Plan de Conservación del Picaflor de Juan Fernández (Sephanoides fernandensis), la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la Universidad Mayor y el municipio local implementaron un novedoso programa para reducir paulatinamente  la presencia de gatos sin dueño o callejeros en el  área  urbana de la isla Robinson Crusoe, que considera el trasporte de los mamíferos cazadores desde el territorio insular hasta el continente.

La iniciativa contempla, primero, la captura de los animales a través de jaulas trampa dispuestas en puntos estratégicos, para luego derivarlos hasta el centro de rehabilitación del Parque Nacional Archipiélago de Juan Fernández, donde reciben albergue, alimentación y atención médico veterinaria. Posteriormente, mediante la interacción en redes sociales, los organismos involucrados buscan familias para su adopción en la zona continental.

Recientemente, bajo este esquema, dos felinos, bautizados simbólicamente como Robinson y Selkirk, en homenaje a dos de las tres islas que componen el archipiélago (la otra es Santa Clara), tras realizar un extenso viaje en caniles por tierra (camioneta), mar (lancha) y cielo (avioneta), llegaron con éxito hasta  la Región Metropolitana, donde ahora residen.

El jefe del Departamento de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF, Marcelo Pérez, manifestó que “los gatos son depredadores naturales del picaflor de Juan Fernández, ave endémica que se encuentra en peligro grave de extinción, con una población estimada de apenas 500 ejemplares. Por eso, hacemos un llamado a la comunidad a sumarse a esta campaña, promover la tenencia responsable de mascotas y a cuidar a nuestras especies de flora y fauna nativa”.

Por su parte, la estudiante de Ingeniería en Medio Ambiente y Sustentabilidad de la Universidad Mayor, Natalia Rojas, afirmó que “es muy importante que la gente considere la esterilización de todos los gatos de la isla, porque  en este minuto sacar dos, tres o diez no se compara a los ocho de una camada que pueden estar naciendo en el archipiélago, y eso puede ser un gasto de recursos sin fin”. Además, resaltó que “educar en temas medioambientales y de tenencia responsable es esencial para disminuir la cantidad de especies exóticas  y domésticas, y reinsertar especies endémicas”.

Respecto al Plan de Conservación del Picaflor de Juan Fernández, que lidera CONAF desde el año 2005, la jefa de la Sección de Conservación de la Diversidad Biológica de la Corporación, Javiera Meza, aseveró que  “además de reducir el efecto de felinos sobre el ave, contempla la formación de núcleos de especies de flora que son fundamentales para proporcionarle alimento o néctar. Otro aspecto ha sido la corta y despeje de maquis y zarzamoras en sitios de nidificación, para la recuperación del bosque nativo donde habita”.

Redes sociales

Los interesados en acoger a un gato del archipiélago pueden escribir su solicitud en  Facebook (Plan de Conservación Picaflor Juan Fernández), Twitter (@picaflorJF) o Instagram (@conservaciónpicaflorjf).