Valparaíso

Personal de ambas instituciones entregó a vecinos y turistas recomendaciones para evitar emergencias. En el sector son recurrentes los trabajos con herramientas eléctricas aire libre, así como las quemas ilegales de desechos.

Preocupación existe entre las autoridades por los incendios forestales que se han registrado en el último tiempo en el cerro Ñanco de San Antonio, debido a negligencias en relación con el uso del fuego.

En esta zona confluyen casas con gran cantidad de material combustible -vegetación y basura-, por lo cual los descuidos en torno al manejo de fuentes calóricas pueden ocasionar emergencias de gran envergadura.

En ese contexto, funcionarios de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y Carabineros realizaron un extenso recorrido en el área, con el fin de transmitir a vecinos y turistas las acciones a tomar para prevenir nuevos siniestros.

Según explicó el jefe provincial del Departamento de Protección Contra Incendios Forestales de CONAF San Antonio, Patricio Balladares, “los principales factores de riesgo están dados por la gran cantidad de población flotante que hay en este sector, con muchas parcelaciones, segundas viviendas, donde se utilizan galleteros, soldaduras, esmeriles, los cuales pueden producir incendios forestales”.

En esa línea, aseveró que la misión del equipo en terreno fue “solicitar a la comunidad extrema precaución con el uso de herramientas eléctricas al aire libre, realizar cortafuegos alrededor de las viviendas y evitar las quemas de desechos agrícolas y forestales, que están prohibidas hasta el 31 de marzo en la región de Valparaíso”.

Por su parte, el cabo primero de la Subcomisaría de Carabineros de Llolleo, Luis Sanhueza, manifestó  que “la gente no hace caso a la propaganda que se efectúa y  es reiterativa, que no tienen que quemar basura, realizar trabajos con soldadura, con galleteros, lo que habría dado inicio al último incendio forestal acá”.

“Cuando hace mucho calor y viento, nosotros siempre salimos con personal de CONAF a realizar patrullajes en la zona rural de San Juan, en Santo Domingo, para evitar las quemas ilegales”, destacó el uniformado sobre la coordinación interinstitucional.

El poblador del cerro Ñanco, José Torres, junto con agradecer la gestión preventiva de la Corporación y la policía uniformada, manifestó que “es importante que los vecinos tengamos consciencia de no encender fuego, no hacer fogatas, no usar galleteros en medio de la vegetación, por cuanto pone en peligro la integridad de todo este hermoso sector en el que estamos viviendo”.

Cabe recordar que a raíz  del incendio forestal que afectó al cerro Ñanco el martes 15 de enero, la Intendencia de la Región de Valparaíso, en coordinación con  Onemi y en base a  información técnica de CONAF, declaró Alerta Roja para la comuna de San Antonio.