Oficina CentralSECOM

La entrega de un nuevo pluviómetro en la Reserva Nacional Río Clarillo, ubicada en la comuna de Pirque, fue el paso inicial del convenio de cooperación que la Dirección General de Aguas (DGA) y la Corporación Nacional Forestal (CONAF) suscribirán el próximo lunes, cuyo objetivo es recabar datos en línea de lluvias a lo largo del país.

La información obtenida en las áreas silvestres protegidas administradas por CONAF proporcionará a ambas instituciones información valiosa que permitirá, a largo plazo, explicar fenómenos como el déficit hídrico en el territorio nacional o elaborar información de índole ambiental y botánica con los datos recabados.

Brahim Nazarala, Jefe de la División de Hidrología de la DGA, indicó que este proyecto se enmarca en el proyecto de ingreso de datos a través de internet con la participación de “observadores no convencionales”, en donde participan establecimientos educacionales, empresas y otros estamentos de la ciudadanía. “CONAF dará peso a este proyecto para formar parte de la red de datos de nuestra institución”, sostuvo.

Agregó que CONAF recibirá en una primera etapa 48 pluviómetros manuales, que permitirán ampliar la obtención de datos en diversos lugares donde se manifiestan variados microclimas existentes en el país, los que son utilizados para obras de aprovechamiento del recurso, obtención de derechos de agua, diseño de obras hídricas, entre otros aspectos.

En este plano, Jaime Salas, Jefe de la Unidad de Hidrología y Certificación Forestal de CONAF, añadió que estos datos son relevantes para diversos estudios forestales, como crecimiento de árboles, captura de carbono (CO2) en bosque nativo, productividad forestal, recarga de acuíferos, entre otros análisis.

La red de pluviómetros será complementada, además, con instrumentos de tipo electrónico, que le permitirá a la DGA contar con información en lugares donde antes no contaban con puntos de recolección de datos. Así, la próxima semana un equipo de ambas instituciones, en la Región del Maule, emplazará uno de estas características en la Reserva Nacional Laguna Torca, lo cual también responderá al deseo de CONAF de contar con tales aparatos en diferentes humedales del país.