ConafPortadaDía de la mujer

A pocos días de conmemorase el Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo, es bueno reflexionar sobre los avances y logros en materia de equidad de género. Es un buen momento para reforzar valores como el respeto, la responsabilidad, la tolerancia y el compromiso, entre otros, con el objetivo de fortalecer las bases para alcanzar la plenitud en la paridad entre géneros, sin distingo alguno.

En 1975 la ONU proclamó el “Día Internacional de la Mujer”, cada 8 de marzo, fecha en la que se conmemora la lucha de la mujer trabajadora, que propicia la igualdad con el hombre, tanto en la sociedad como en el desarrollo personal. Pero, ¿por qué un 8 de marzo?

El Día Internacional de la Mujer comenzó a conmemorarse por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 8 de marzo de 1975, declarado Año Internacional de la Mujer. Desde entonces, esta fecha se ha definido como un espacio para la reflexión de los avances conseguidos, insistir en los cambios que deben generarse y un reconocimiento a todas aquellas mujeres que, con su valor y determinación, han contribuido desde su comunidad a generar adelantos en materia de igualdad de derechos y oportunidades equitativas en todas las esferas de desarrollo.

Erradicar la inequidad de género y sus múltiples factores como la discriminación, la desigualdad y el sectarismo, que a lo largo de la historia han segregado a la mujer, debe ser un esfuerzo conjunto de todos los sectores de la comunidad y con ello, alcanzar la paridad en oportunidades de desarrollo para mujeres y hombres que necesita nuestra sociedad.