AntofagastaArica y ParinacotaAtacamaConafCoquimboPortadaTarapacáConsejo de Política Forestal y zona norte

Para fortalecer la conservación del patrimonio natural y, en particular, las formaciones xerofíticas propias de la zona norte del país, en el marco de la política forestal que se está elaborando para los próximos veinte años, el director ejecutivo de CONAF y presidente del Consejo de Política Forestal, Aarón Cavieres, constituyó el jueves 21 de enero una comisión temática que se abocará a generar información relevante destinada a incluir a las zonas áridas y semiáridas de Chile en el diseño de la política sectorial.

El equipo quedó formado –en una primera etapa– por los directores regionales de CONAF de Arica y Parinacota (Guillermo Cisternas), Tarapacá (Julio Barros), Antofagasta (Alejandro Santoro), Atacama (Ricardo Santana), Coquimbo (Liliana Yáñez) y el profesional de la institución Alberto Peña Cornejo, quien coordinará el accionar de la comisión con los integrantes de la Secretaría Técnica del Consejo y la Unidad de Política Forestal, que dirige el profesional de CONAF Rodolfo Contreras, ambos partícipes de esta reunión constitutiva.

“Ustedes –dijo Aarón Cavieres– tienen por delante la importante labor de contribuir a la inclusión de las zonas áridas en la política forestal que estamos diseñando. Llevamos un año fructífero de trabajo con los diferentes actores del sector, pero con una mirada desde el centro hacia el sur del país. Ha llegado el momento de que las formaciones forestales y xerofíticas y el bosque nativo del norte, que en el pasado fue arrasado por diversas actividades productivas-extractivas, tengan igualmente su espacio y preocupación, estableciendo lineamientos tendientes a potenciar a las especies y comunidades vegetales para su conservación y restauración, como también para el desarrollo de las personas”.

Entre las orientaciones entregadas por el director ejecutivo de CONAF a los integrantes de la comisión, se encuentran visualizar las futuras áreas silvestres de zonas áridas, pensando que una de las principales funciones del Estado y de la institución en el norte del país está precisamente en la protección de esos ecosistemas.

En el trabajo de la comisión temática se avanzó en la elaboración de un programa de acción y calendario de actividades, que deberá integrar a los demás actores vinculados al sector, públicos y privados, productivos y sociales y ambientales, tal como lo es la composición del Consejo de Política Forestal, pero con la pertinencia que caracteriza a la zona norte del país.

“Debemos trabajar intensamente –agregó Cavieres– para dejar como producto una política pública reconocida y construida por todos, que signifique un aporte al desarrollo del país; pero quizás lo más importante es dejar instalado un proceso –como ha sido la labor del Consejo de Política Forestal– que vaya periódicamente revisando los lineamientos y adaptando y enriqueciendo los programas, más allá de los gobiernos de turno”.

Los directores regionales de la Corporación, junto con valorar la constitución de este grupo, coincidieron en reconocer la prolijidad, la calidad y el productivo trabajo del Consejo de Política Forestal, que este 22 de enero cumplió un año de funcionamiento, como lo recordó el coordinador de política forestal para esta macrozona, Alberto Peña. “Por lo que hemos podido ver –señaló– se ha avanzado bastante. Todo este trabajo nos servirá como sustento. Por eso consideramos que éste es un buen momento para realizar nuestro aporte”.

El Consejo de Política Forestal había decidido analizar las zonas áridas y semiáridas y las áreas silvestres protegidas, como también las plantaciones forestales, la silvicultura urbana y los incendios forestales en su última sesión plenaria realizada en Valdivia el 15 de diciembre de 2015.