ConafMetropolitanaNoticias PúblicasPortada

CONAF, en alianza con las fundaciones Sendero de Chile y ERES, impulsa la accesibilidad universal y la inclusión social de personas con movilidad reducida para disfrute de la naturaleza.

En el marco del proyecto Senderismo Sin Límites, que está desarrollando CONAF junto con las fundaciones Sendero de Chile y ERES, se probó de manera exitosa el uso de un monociclo en la Reserva Nacional Río Clarillo, Región Metropolitana, para personas que presenten alguna discapacidad física y movilidad reducida.

Siendo uno de los objetivos de las áreas silvestres protegidas del Estado, que gestiona CONAF, la accesibilidad universal y la inclusión social, los guardaparques de Río Clarillo, liderados por el administrador de la reserva, Carlos Peña, probaron el monociclo trasladando a una joven del equipo por los agrestes y pedregosos caminos del lugar, como también avanzaron en subida y bajada por un cerro.

El vehículo, inventado en Francia y cuyo nombre de origen es joëlette, cumplió a satisfacción, quedando por lo tanto ya definida una de las rutas de recorridos en la mencionada reserva. Las etapas siguientes están orientadas a la capacitación de voluntarios para el manejo del monociclo y asistencia de las personas con discapacidad, así como a la organización de los trayectos en tres destinos considerados en el proyecto Senderismo Sin Límites, iniciativa que obtuvo financiamiento otorgado por la Fundación LEPE, como Parque Metropolitano de Santiago, Parque Mahuida de La Reina y la Reserva Nacional Río Clarillo.

JOELETTES EN RIO CLARILLO foto 4Los guardaparques de CONAF y los representantes de Sendero de Chile y ERES destacaron la versatilidad del monociclo para desplazarse por rutas con obstáculos y el espíritu solidario que genera al requerir del esfuerzo y compromiso de quienes asisten a las personas con discapacidad para que tengan un contacto pleno con la naturaleza y vivencias únicas con ella.

La Corporación Nacional Forestal ha promovido este tipo de iniciativas en cumplimiento de su principio basado en el derecho de toda persona a la conexión con la naturaleza para disfrutar, aprender, mejorar la salud mental, espiritual y física, sin barreras (ni físicas ni naturales).

En este contexto de equidad e inclusión social, CONAF lideró la coconstrucción de la Estrategia Nacional de Accesibilidad Universal a la Naturaleza (ENAUN) a través del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado y su entorno, con la participación de 30 organizaciones públicas y privadas y la asesoría de siete expertos vivenciales de la discapacidad.

Precisamente inserto en esta estrategia se encuentra el proyecto Senderismo Sin Límites y el uso del monociclo, vehículo que ha sido probado por ambas fundaciones, beneficiando a  unas 400 personas con movilidad reducida visitantes del Parque Metropolitano y Parque Mahuida, con el consiguiente impacto positivo en lo social, sicológico y de bienestar físico. Coincidieron los usuarios en señalar que percibir la naturaleza de cerca y vívidamente es algo incomparable desde el punto de vista sensorial. “Son sensaciones nuevas para nosotros, como el viento entre los árboles, la sequedad, los olores, los sonidos de la montaña y del JOELETTES EN RIO CLARILLO foto 3bosque”, dijeron.

Tal ha sido la aceptación que, como parte del convenio de colaboración entre CONAF, Sendero de Chile y Fundación ERES, varios joëlette están en pleno proceso de construcción para ser distribuidos en los tres destinos que comprende el señalado proyecto. Los primeros recorridos oficiales se efectuarán durante el mes de septiembre del presente año y tendrán como beneficiarios estudiantes de educación diferencial, junto a sus familias y docentes, como los colegios Amapolas (Ñuñoa) y Especial de Desarrollo (La Reina).

En el país, el 16,7 % de la población nacional presenta algún tipo de discapacidad (2.818.914 personas) y uno de cada ocho chilenos tiene algún tipo de discapacidad.