Arica y ParinacotaAysénMagallanesNoticias PúblicasPortadaTarapacápiche peludo

Profundizar en los armadillos (Xenartros), capacitar en el reconocimiento de las tres especies presentes en Chile, establecer amenazas y conocer los esfuerzos internacionales para implementar un plan de conservación nacional, son los objetivos del taller sobre esta especie chilena presente en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE).

En la actividad, enmarcada en el Programa de Control de Amenazas de CONAF, se conocerá en detalle este tipo de especie conocida como piche llorón, piche patagónico y piche peludo, así como también se determinarán las amenazas existentes para lograr su óptima conservación.

El taller será dictado el próximo 18 de febrero en dependencias de CONAF por la especialista Mariella Superina, investigadora adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (CONICET), donde trabaja en biología y medicina de la conservación de armadillos.

Al encuentro de trabajo asistirán profesionales de CONAF de Arica y Parinacota, Tarapacá, Aysén y Magallanes, además de personal del Departamento de Conservación de Diversidad Biológica y profesionales externos dedicados a la temática.

“Los armadillos, junto a los osos hormigueros y perezosos, constituyen uno de los más excepcionales grupos de mamíferos del Neotrópico. De las veinte especies conocidas, solo tres se distribuyen en Chile, habitando diversos ambientes en la cuesta occidental de la cordillera de Los Andes”, precisó Claudio Cunazza, jefe del departamento de Conservación y Diversidad Biológica de CONAF.

Cunazza agregó que en Chile no existen catastros poblacionales de estas especies, pero se estima que al igual que en otros países, la caza oportunista para consumo de su carne, el tráfico ilegal, la depredación por perros asilvestrados y la reducción y fragmentación de su hábitat natural por el cambio de uso del suelo están afectando sus poblaciones.

Además, Cunazza aseguró que el escaso conocimiento de estas especies por parte de la ciudadanía y autoridades puede complejizar su identificación en casos de decomisos, teniendo como consecuencia un error en la estimación de animales incautados y el desconocimiento de las áreas apropiadas para su liberación.

“La finalidad e importancia de este taller está en la necesidad de aprender y dar a conocer información actualizada sobre este tema tan poco conocido en Chile, esperando que a través de esfuerzos en conjunto se puedan establecer lineamientos en pro de su conservación”, estipuló Miguel Díaz, analista del departamento de Conservación de la Corporación.