Valparaíso

Guardaparques de CONAF sorprendieron de manera flagrante este ilícito, por lo que dieron aviso inmediato a personal de Carabineros, que adoptó el procedimiento.

Personal de la Sección Forestal y Ecológica (OS-5) de Carabineros detuvo a tres hombres adultos, de iniciales J.E.C.C., F.I.S.S. y D.G.N.H., quienes pretendían trasladar ilícitamente más de 200 atados de coironcillo (Nassella sp) desde el sector sur de la Reserva Nacional Lago Peñuelas de Valparaíso.

En el marco de un patrullaje preventivo, guardaparques de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) constataron en flagrancia el hurto, por lo que dieron aviso inmediato a los efectivos policiales, que adoptaron el procedimiento de rigor.

El jefe del Departamento de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF, Marcelo Pérez, explicó que “el grupo ingresó ilegalmente a la unidad, por un camino no autorizado, con la intención de llevarse los atados de coironcillo en una camioneta que tenían estacionada en las inmediaciones. Afortunadamente, mientras anudaban los fardos que aún no subían al pick up, fueron sorprendidos por nuestros funcionarios, que, de acuerdo al protocolo, llamaron a los carabineros”.

“Esta hierba es nativa y normalmente usada para la alimentación del ganado y la artesanía, aunque en este caso, por la fecha, pensamos que podría haber sido ocupada para la decoración de alguna ramada”, añadió.

Pérez recalcó que “reforzaremos los esfuerzos para prevenir este tipo de delitos. Para ello estamos trabajando fuertemente con el OS5, en patrullajes diurnos y nocturnos dentro de la reserva. Nos preocupan temas como el robo de madera, la caza ilegal y, en esta época, los posibles incendios forestales”.

Finalmente, el funcionario de CONAF afirmó que “el domingo pasado (9 de septiembre) sufrimos un incidente que lamentamos y esperamos no se vuelva a repetir: la destrucción de un portón de acceso en el lado norte. Por eso, como siempre, llamamos a la comunidad a cuidar estos espacios naturales que son patrimonio de todos de los chilenos”.