Oficina CentralSECOM

Para analizar el estado de los bosques en el mundo y el desarrollo forestal sustentable, con sus distintas implicancias, se realizó esta semana en Roma la XXII reunión del Comité Forestal (COFO) de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), en cuyas sesiones participó el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, junto a representantes de países de los cinco continentes.

El directivo chileno aprovechó la oportunidad para entrevistarse con sus pares, a fin de compartir políticas públicas y de conocer las realidades de otros servicios forestales estatales en cuanto a su organización, con el objetivo de rescatar aquellas particularidades aplicables a nuestro país, considerando que se está trabajando en la elaboración del proyecto de ley del nuevo servicio forestal de Chile.

Respecto a las sesiones oficiales de COFO, los delegados tuvieron la ocasión de participar en el debate de temas tales como ingresos y empleo, la tenencia y los derechos de ordenación, la dendroenergía y los productos forestales para la vivienda. En ellas se promovieron, además, políticas forestales tendientes a la producción y el consumo sustentable y a la distribución equitativa de los beneficios, con un cambio en el foco de atención de los árboles hacia las personas, tanto en la recolección de datos como en la elaboración de políticas, entre otras materias.

COFO2Todo ello bajo los Objetivos de Desarrollo Sostenible de COFO que considera la agenda para después del 2015, atendiendo que la gama de contribuciones aportadas por los bosques al desarrollo sostenible no es reconocida ni valorada adecuadamente, por lo que es necesario redoblar esfuerzos orientados a su instalación en la discusión de cada país.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) destacó en su informe bienal las ventajas que para los seres humanos en los ámbitos de la alimentación, la energía, la vivienda y la salud, aportan las masas forestales mundiales.

En la oportunidad, el subdirector general del Departamento Forestal de la FAO, Eduardo Rojas, sostuvo que “existe un gran conocimiento de los problemas medioambientales de los bosques, el cambio climático, todo lo que tiene que ver con la biodiversidad y el suelo, y también sobre su contribución económica. Sin embargo, nos dimos cuenta que en el ámbito de las funciones sociales y culturales de los bosques, es decir, todo lo que tiene que ver con las personas, apenas hay información”.

Por ello, prosiguió Rojas, el informe bienal sobre el estado mundial de los bosques busca suplir esta carencia y señalar la cantidad de beneficios socioeconómicos que aportan, en relación a ingresos, empleo, vivienda o energía, así como poner el acento en la necesidad de aprobar políticas forestales que se centren, sobre todo, en las personas.