Oficina Central

Cada año son cerca de 500 los incendios forestales que deben atacar CONAF en toda la Región del Maule, algunos incluso con lamentables pérdidas de bienes, daños económicos y ambientales difíciles de reparar.

Con el fin de potenciar las investigaciones el fiscal regional del Maule Mauricio Richards invitó a participar a Carabineros, la Policía de Investigaciones, CONAF, ONEMI y Bomberos en la conformación del Comité Técnico Coordinador para la Investigación de Incendios Forestales (COTECIIF).

Se trata de un comité técnico cuyo objetivo principal es facilitar la coordinación en terreno y el intercambio de información de relevancia criminalística, que buscará establecer responsabilidades en cada uno de los siniestros de gran magnitud que afectan basta extensiones de terreno y pongan en peligro a personas y sus bienes.

“Queremos hacer más rigurosa la investigación de los ilícitos a los que dan lugar los incendios forestales. Establecemos formalmente – una buena práctica que existe en la Quinta Región desde un tiempo – la firma de un protocolo donde tendremos dos fiscales con dedicación preferente para estos hechos en la región, uno asignado a la zona norte que es el fiscal José Alcaíno y otro para la zona sur que es el fiscal Jaime Cáceres. Queremos aumentar la rapidez en la comunicación y la rigurosidad en el trabajo en el sitio del suceso y la recolección de evidencias”, afirmó el fiscal Richards.

En términos prácticos, el convenio señala que se priorizará la investigación de incendios forestales donde existan indicios de intencionalidad, lo cual constituye un delito. A ello se suma la evaluación del impacto y daños, así como perjuicios económicos y ambientales.

Para la implementación del procedimiento operático, el comité definió algunos criterios en la priorización de la investigación, los cuales están vinculados principalmente a el daño provocado tanto a las personas como a los bienes muebles e inmuebles, la superficie afectada -que involucre más de 150 hectáreas-, que afecte a alguna unidad del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), y/o que el daño represente una pérdida económica de importancia para la región.

Para el director regional (S) de CONAF, Dante Bravo, la creación de este comité es una excelente iniciativa, ya que permitirá mejorar la rapidez en la comunicación y la recolección de evidencias. De la misma manera señaló que “a partir de la firma de este convenio, CONAF podrá tomar contacto directo con el fiscal preferente, el cual activará de inmediato los equipos investigativos de Carabineros y la PDI, lo que es de suma importancia al momento de investigar el origen de estos siniestros”, afirmó.

Dante Bravo, recordó que en la región a la fecha ya se han producido más de 300 incendios, los cuales han afectado una superficie cercana a las 24.00 mil hectáreas, una cifra histórica e inusual para el Maule. De allí el urgente llamado que se hace a la población, para que tome los resguardos necesarios en el uso del fuego y reiteró que durante los meses de verano está estrictamente prohibido realizar cualquier tipo de quemas en la región.