Oficina Central

Visiblemente emocionados estaban los tres funcionarios de la Dirección Regional de CONAF, que se acogieron a retiro, luego de participar de una simple pero emotiva ceremonia de reconocimiento, organizada especialmente para la ocasión, que se efectuó en el casino institucional, el pasado 27 de marzo.

La Directora Regional de CONAF, señora Alba Garrido Jaque fue la encargada de encabezar el acto, que contó con la participación especial del Seremi de Agricultura José Guajardo Reyes y de cerca de 70 funcionarios y funcionarias provenientes de la dirección regional y de la oficina provincial de Cachapoal, además del Jefe de la oficina provincial de Colchagua.

La máxima autoridad de CONAF reconoció la trayectoria, aporte y compromiso laboral desempeñado por cada uno de estos trabajadores, recordando pasajes de sus inicios en la Corporación Nacional Forestal. “Nuestro deber es agradecer y valorar su esfuerzo y dedicación que por tantos cumplieron al servicio de la institución, sabemos que no es fácil, pero a partir de hoy, la señora Patricia, la señora Mónica y don Sergio, inician nuevos desafíos personales, para estar por más tiempo con sus familias y también para darse un merecido descanso”, exclamó la directora regional de CONAF, señora Alba Garrido Jaque, ante la atenta mirada de los presentes y sus homenajeados.

Los funcionarios que se acogieron a retiro, fueron la señora Patricia Diez de Medina Sandoval, con 42 años de servicio, quien ejerció como encargada de bienes, en la comuna de Santa Cruz, encargada de personal en San Fernando y actualmente a cargo de Bienestar en la dirección regional. También se acogió a retiro la señora Mónica Huerta Sepúlveda, con 32 años de servicio, ejerció como Secretaria administrativa de Finanzas y desde 1996 Secretaria de la Dirección Regional de CONAF. El tercer funcionario que fue reconocido es don Sergio Henríquez Henríquez, con 34 años de servicio, quien desde sus inicios, estuvo a cargo de los vehículos en la dirección regional.

Emocionada, la señora Patricia Diez reconoció la positiva evolución que ha tenido tanto la Corporación Nacional Forestal, como las condiciones laborales de los trabajadores. “Antes el trabajo era manual, había que recorrer kilómetros y kilómetros en caminos sin pavimentar, para pagar sueldos y firmar contratos, la comunicación era complicada. Hoy gracias a la tecnología, todo se hace por computación, la comunicación se hace por celular y los caminos pavimentados, en su mayoría, unen distancias en menos tiempo”.