En el marco de la alianza entre las reservas de la biósfera La Campana-Peñuelas y Fontainebleau et du Gâtinais, 20 estudiantes y cinco funcionarios de la escuela Lo Narváez arribarán a tierras galas. El periplo, gratuito para la delegación, se extenderá por una semana.

Una experiencia única vivirán 20 estudiantes de séptimo y octavo año básico de la escuela Lo Narváez de Olmué, en compañía de cinco funcionarios de la misma institución, quienes viajaron el sábado 23 de septiembre hasta el sector de Fontainebleau, en Francia,  para conocer el patrimonio natural y cultural de la reserva de la biósfera (RB) local, donde además darán a conocer el exitoso proyecto ecoeducativo que desarrollan en Chile.

La iniciativa se enmarca en el convenio vigente desde el año 2009 entre las reservas de la biósfera La Campana- Peñuelas y Fontainebleau et du Gâtinais, el cual fue gestionado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF), con el fin de intercambiar aprendizajes en cuanto a la administración, educación, planificación, conservación, turismo y proyectos productivos sustentables dentro de este tipo de entornos de relevancia mundial.FOTO 1

A través de esta alianza estratégica, por ejemplo, el año pasado 18 alumnos y cuatro docentes del colegio Robert Doisneau, ubicado en la zona de amortiguación de la RB Fontainebleau et du Gâtinais,  recorrieron parte de la RB La Campana- Peñuelas, incluyendo las principales áreas silvestres protegidas (ASP) de la Región de Valparaíso.

Según explicó el director regional (s) de CONAF, Claudio Ilabaca, “por medio del acuerdo entre ambas reservas de la biósfera y aportes regionales, la delegación chilena  contará con pasajes, alojamiento y alimentación gratuita para este viaje, que pretende mantener vivo y profundizar el interés de estos estudiantes y profesores por el cuidado del medio ambiente”.

FOTO 3“La escuela Lo Narváez, al igual que el colegio Robert Doisneau, se sitúa en el área de amortiguación de una RB, en este caso de La Campana- Peñuelas. Y en ese sentido, el intercambio de experiencias comunes será muy enriquecedor para los integrantes de ambas instituciones, quienes están llamados a ser líderes en las labores de conservación de los espacios de gran biodiversidad con los que conviven”, añadió.

Asimismo, Ilabaca destacó que el plantel olmueíno otorga “un énfasis importante a la temática ambiental, la cual está incorporada en el currículum de todos sus niveles, es decir, de primero a octavo básico”.FOTO 2

Educación y medio ambiente

Por su parte, el director y docente de la escuela básica Lo Narváez, Guillermo Pimentel, calificó el periplo  a tierras galas como “maravilloso”, ya que permitirá a menores de una institución pública, “absolutamente vulnerable, conocer un país de Europa, subir a un avión”.

En Francia, sostuvo, junto con aprender sobre la flora, fauna e historia local durante una semana, los escolares y profesores chilenos mostrarán aspectos del modelo pedagógico amigable con el entorno que ejecutan en Olmué, el cual considera  la reclasificación y el reciclaje de basura, el trabajo con huertos, la lombricultura, la reutilización de aguas grises y el uso de energía solar, entre otras materias.

Sobre la relevancia de las reservas de la biósfera, Pimentel recalcó que “son lugares donde se intenta conservar la biodiversidad y, por lo tanto, nosotros tenemos el deber de inculcar en nuestros alumnos la mayor cantidad posible de ideas que nos permitan avanzar hacia eso como un gran objetivo”.

“Queremos que nuestros niños potencien sus condiciones de desarrollo mental basándose en el concepto de la biodiversidad, y por ende, que sean líderes en ese punto, aunque sea en una pequeña medida, considerando los graves problemas del planeta”, finalizó.