BiobíoSECOM

La Dirección Regional de CONAF Biobío comunica el sensible fallecimiento de Tomás Villalobos Mendoza (Q.E.P.D.), quien fuera funcionario de la Oficina Provincial de CONAF en Concepción.

Tomás falleció la noche del viernes 3 de octubre, alrededor de las 22:30 horas, luego de sufrir un accidente vascular el mediodía del jueves 2, mientras realizaba labores de fiscalización en la comuna de Hualqui.

La trayectoria de nuestro querido colega, amigo y compañero, quien era Ingeniero en Ejecución en Madera de la Universidad del Biobío, se vincula principalmente a la Fiscalización Forestal. Sus inicios profesionales en CONAF se remontan a 1984, cuando ingresó a la Oficina Provincial de Biobío; cuatro años más tarde se trasladó a la Oficina Provincial de Concepción para formar parte del equipo del entonces Departamento de Administración y Fiscalización Forestal, como analista.

Aun cuando su carrera funcionaria se vinculó casi exclusivamente al área de la fiscalización, Tomás siempre brindó apoyo al resto de los Departamentos y Programas de la Corporación; de hecho, fue uno de los precursores del Programa de Forestación en la Provincia de Concepción.

A Tomás se le conocía por su cordialidad, sencillez y sabiduría. Sus colegas de oficina le apodaban cariñosamente como “GPS ambulante”, ya que era el único que sabía exactamente la localización de los distintos sectores de Concepción, sin necesidad de apoyo tecnológico. Además, era muy conocido y querido por los usuarios de la Corporación, principalmente de aquellos que viven en zonas apartadas de la provincia.

Tomás Villalobos Mendoza tenía 68 años y estaba casado con Clara Riffo y tenía 3 hijos: Daniel, Leticia y Natalia. Sus funerales se realizaron el domingo 5 a las 15:00 horas, en el Cementerio Parque de Concepción, luego de un responso en el Templo Evangélico Autónomo de Dios Pentecostal, ubicado en calle Guillermo Matta 391, población Pedro del Río Zañartu, Concepción.

Esta Dirección Regional adhiere al enorme sentimiento de congoja de los funcionarios de esta y otras regiones que le conocieron.

Por su parte, la Gerencia de las Personas, a través de su gerenta, Irodina del Valle, expresó que lamentan que “luego de una larga trayectoria laboral, don Tomas no haya podido concretar sus planes y disfrutar la última etapa de su vida personal, en compañia de su familia”.

Además, informó que realizan las correspondientes gestiones con los informes médicos, para determinar si el accidente cardiovascular se desencadenó por el trabajo y activar los mecanismos de protección que procedan, como también la activación de todos los canales de ayuda para la familia como pago de gastos funerarios, seguro de vida, asignaciones por muerte de la caja de compensación, liquidación de finiquito, pago de gastos médicos, etc.