ConafNoticias PúblicasOficina CentralPortada

El acuerdo considera cinco áreas, entre las que destaca el apoyo del transporte aéreo en momentos críticos, operaciones en base aérea Manquehue, colaboración para las operaciones de grandes aviones cisternas y el monitoreo de siniestros sobre las 200 hectáreas.

En un esfuerzo conjunto, entre la Corporación Nacional Forestal, CONAF, y la Fuerza Aérea de Chile, FACh, se firmó un convenio de cooperación que dispone al país las capacidades de la fuerza aérea, en tareas como la predicción, monitoreo y combate de los incendios forestales sobre las 200 hectáreas, los que son considerados de gran magnitud.

En la oportunidad, el jefe del Estado Mayor General, general de Aviación Lorenzo Villalón del Fierro y el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, firmaron el documento que, producto de las experiencias obtenidas por los incendios ocurridos el verano pasado, inicia un proceso para protocolizar las áreas de cooperación y procedimientos de coordinación entre ambas instituciones.

El general Villalón, destacó la polivalencia de los medios que posee la FACh, “la que permite colaborar activamente con CONAF para minimizar la posibilidad de que los efectos de los siniestros afecten a nuestros compatriotas”.

El director de CONAF, por su parte, agradeció a la Fuerza Aérea por “darnos la oportunidad de trabajar en conjunto, ya que esta iniciativa nos ayudará a articular de mejor forma la labor que hacemos como Estado para enfrentar los incendios, usando las mejores capacidades”.

Ambas instituciones, tras la firma del convenio, fortalecerán las siguientes áreas: predicción de incendios forestales, transporte aéreo urgente, operación de recursos aéreos de CONAF en la base aérea Maquehue, ubicada en La Araucanía; coordinación para la operación de grandes aviones cisternas y el monitoreo de incendios forestales de gran magnitud.

Para la predicción de incendios forestales de gran magnitud las capacidades de la FACh incluyen sensores fotográficos, termales y satelitales que le permiten monitorear, incluso en condiciones nocturnas, su desarrollo y evolución, para entregar antecedentes claves para la planificación diaria de los recursos terrestres y aéreos de CONAF.

En la Región de La Araucanía, se ubica la base aérea Maquehue la que, en la medida de lo posible, podrá ser utilizada por CONAF para el empleo de las aeronaves institucionales en caso de ser necesario.

Finalmente, se establece un puente de amplia colaboración entre ambas instituciones a través de canal técnico que vincula a los especialistas de CONAF con el mando de la FACh a cargo de los medios, lo cual agiliza y anticipa la toma de decisiones antes, durante y después de la emergencia.