Valparaíso

CONAF, la Asociación de Regantes de Canal El Zaino y el municipio suscribieron el acuerdo. Autoridades hicieron un llamado a la precaución en torno al uso del fuego.

Frente a la ocurrencia de posibles incendios forestales en la comuna de Santa María, en la provincia de San Felipe, La Corporación Nacional Forestal (CONAF), la Asociación de Regantes de Canal El Zaino y el municipio firmaron un convenio que permitirá el uso del recurso hídrico de los tres microembalses que administra el canal.

Al respecto, la jefa provincial de CONAF en San Felipe y Los Andes, Denisse Núñez, sostuvo que “los regantes están dispuestos a ayudar con la disposición de  agua para proteger el patrimonio forestal, especialmente el bosque que está dentro del complejo El Zaino- El Copín, que está ad portas de ser denominado como santuario de la naturaleza y que tendría aproximadamente 6.741 hectáreas, que pertenecen a la comunidad Campos de Jahuel”.

Por su parte, el alcalde de Santa María, Claudio Zurita, junto con agradecer el gesto de la comunidad de regantes, hizo un llamado a los vecinos de la comuna a no realizar fogatas en lugares inadecuados, ya que “esta temporada de primavera-verano se viene compleja, pero si nos juntamos y protegemos entre todos, estaremos colaborando para que en lo posible no tengamos incendios forestales”.

En tanto, el presidente de la asociación de regantes, Marco Aguilar, manifestó que la iniciativa surge a partir de la escasez hídrica y el riesgo de eventuales emergencias de índole forestal en la zona. “La idea es proteger a todo el Valle de Jahuel, poniendo a disposición de CONAF el agua que tenemos en los tres embalses para combatir emergencias”, añadió.

Quemas ilegales

Cabe consignar que hasta el lunes 30 de septiembre, la Corporación decidió prohibir el uso del fuego para la eliminación de desechos agrícolas y forestales en la región de Valparaíso, para prevenir posibles siniestros.

Las personas que transgredan esta normativa arriesgan multas desde 11 hasta 150 UTM, e incluso a penas de cárcel, que van desde los 61 días hasta los cinco años de presidio.