SECOMTarapacá

Personal de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) de las regiones Arica-Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Coquimbo participan en Taller para la Planificación de Protección de la Vicuña, especie amenazada por la fragilidad de su ecosistema.

La actividad se inició con la bienvenida del director regional de CONAF Tarapacá, Julio Barros, quien destacó el rol de la institución en cuanto a la conservación de especies amenazadas por el cambio en su hábitat. “Actualmente las vicuñas son parte del atractivo turístico de las Áreas Silvestres Protegidas del Estado y es de principal interés del gobierno de Michelle Bachelet preservar las especies y el cuidado de los ecosistemas únicos en el mundo tanto, para las generaciones futuras como, para el desarrollo de sitios de atractivo turístico sustentable”, enfatizó.

En tanto, en el desarrollo del taller Claudio Cunazza, jefe del Departamento de Conservación y Biodiversidad de CONAF indicó que en esta segunda etapa se implementará “el censo en las áreas silvestres protegidas donde la vicuña tiene una mayor población que es la zona norte, por tratarse además de zonas limítrofes con países donde estas especies son abundantes”, sostuvo.
Acerca de la importancia de la conservación de las vicuñas común y austral indicó que “se trata de una especie silvestre cuyo aspecto cultural tiene una alta representatividad en las tradiciones de la comunidad alto andina que abarca las regiones Arica-Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Coquimbo”, dijo Cunazza.

Actualmente, las principales amenazas que influyen en la disminución de las vicuñas está la caza furtiva, los asentamientos humanos y el desarrollo de actividades productivas como la minería, así como, el alto valor que se obtiene de la fibra (lana), cerca de 500 dólares el kilo, considerando que cada individuo entrega cerca de 250 gramos aproximadamente, comentó el jefe de departamento de la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas.