ConafNoticias PúblicasPortada

Esta aeronave es reconocida como una de las más modernas y eficientes en el combate  de incendios forestales, por su buena maniobrabilidad, economía y efectividad operacional. Además, destaca por su capacidad del estanque de 3100 litros de agua y su autonomía de vuelo de casi cuatro horas. 

En un año y cumpliendo el compromiso de Gobierno, el Ministerio de Agricultura, a través de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), triplicó la capacidad aérea del país en el combate de incendios forestales. Así lo ratificaron hoy el ministro de agricultura, Carlos Furche, y el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, en la presentación del tercer avión AirTractor AT 802F.

En la actividad realizada en el aeródromo de Tobalaba, donde se efectuó una demostración de lanzamiento de agua, se destacó que con esta nueva aeronave, CONAF amplió sus recursos aéreos a un total de seis aviones, 3 Dromader (con capacidad de lanzamiento de agua de 2200 litros), 3 AT (3100 litros) y el helicóptero Sokol (1500 litros). Además, para este período se incorporan, bajo el sistema de arriendo, 9 helicópteros más en el país y, en caso de emergencias, gracias al Sistema de Protección Civil, que coordina Onemi, se integran los recursos aéreos necesarios.

Cabe destacar que el nuevo modelo AT 80F fue diseñado exclusivamente para el combate de incendios forestales y es reconocido como una aeronave de buena maniobrabilidad, económica y de efectividad operacional.

Para el ministro de Agricultura, Carlos Furche, este nuevo avión es un complemento más a todas las acciones del Gobierno en mejorar la prevención y combate de incendios forestales, por lo que la aeronave “se complementa con otros recursos, como los puestos de comando móvil. Nosotros a principio de año entregamos siete, completando ocho a nivel nacional, porque el combate de los incendios tiene un grado de especialización cada vez más alto. Requiere tecnología en el comando y en el combate, y hemos integrado tecnología y equipamiento”.

Así también lo destacó el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, quien señaló que “significa cumplir con el compromiso que teníamos como Gobierno y de la Presidenta de reforzar el combate de incendios. Además, con este tercer avión hemos duplicado la flota de aviones del país y además son aviones con características superiores a los que teníamos, así que desde ese punto de vista hemos más que duplicado, sino triplicado nuestra capacidad de combate”.

CONAF además cuenta con recursos humanos para el combate de los incendios forestales, donde se cuentan con 142 brigadas, con un total de unas 1700 personas en el país. Una de estas brigadas se implementará por primera vez en la Región de Atacama. Asimismo, recientemente se anunció el establecimiento  de brigadas de determinación de causa, 6 en total, de Valparaíso hasta La Araucanía, que junto con colaborar con el Ministerio Público y las policías, en la investigación, trabajarán en mejorar las acciones de prevención.

No obstante, tanto el ministro Furche, como Cavieres, sostuvieron que si bien el Gobierno cumplió con los compromisos y ha reforzado el combate de los incendios forestales, lo más importante es evitar la ocurrencia de los mismos, por lo cual también se ha duplicado el presupuesto en esta área de trabajo, donde el llamado final es a la comunidad a extremar las medidas de prevención.

AT 802F (Ministro Carlos Furche)Para el ministro Furche es muy relevante que “la ciudadanía entienda que la mejor estrategia de  combate de incendios es aquella que no se utiliza, porque no se registran los incendios, y en nuestro país el 99,7 % de estos siniestros son provocados por la acción humana, ya sea negligente o premeditadamente. Por lo mismo, junto con mejorar la prevención, estamos trabajando en aumentar las penas hacia quienes deliberadamente o por descuido provoquen incendios forestales”.

En este ámbito, Cavieres explicó que “este año casi duplicamos el presupuesto para prevención de incendios forestales. Se aumentó de $1100 millones a $1800 millones, lo que en la práctica permitió seguir trabajando en invierno con prevencionistas y en el periodo estival se pasa de 106 a 152 prevencionistas. Además, vamos a seguir colocando nuestros esfuerzo en la prevención social y punitiva,  y hacemos un llamado a la comunidad, para que sean partes de la prevención y denunciar a quienes incurren en negligencia o que abiertamente buscan generar un incendio”.

 

Características técnicas
  • el Air Tractor AT-802F es un avión monomotor de turbina;
  • diseñado en su totalidad para estas operaciones, el AT-802F utiliza una compuerta computarizada de avanzada para controlar los niveles de cobertura con exactitud;
  • capacidad del estanque: 3.104 litros;
  • tripulación: 1 piloto.(Existe la versión biplaza para instrucción);
  • velocidad crucero: 356 km/h;
  • autonomía de vuelo: 3,7 horas;
  • longitud de pista mínima requerida: 950 metros.

 

¿Por qué adquirir este tipo de avión?

Precio vs. eficiencia: este es un avión que tiene un valor aproximado de $US 2,1 millones y considera la última tecnología en materia aeronáutica con una capacidad de lanzamiento de 3000 litros.

Pista de operación: el avión AT-802 es una aeronave que se adecua a bastantes pistas a nivel nacional, por lo que le permite tener mejor frecuencia de lanzamiento de acuerdo a la ubicación de los incendios en el país.

Efectividad frente a grandes aeronaves: ya en temporadas anteriores el país ha contado con el apoyo de naves de gran capacidad para el combate de los incendios forestales. La última vez fue el año 2013, en el cual se trajo una aeronave C-130 Hércules desde Brasil, acondicionada para esta labor, con un estanque de 13 mil litros.
Lamentablemente, en el trabajo se pudo comprobar lo que varios especialistas ya han dicho antes: las aeronaves grandes no son útiles en la mayoría de los incendios en Chile, ya que debido a lo abrupto de nuestro terreno, de valles cortos y mucha montaña, no logran descender lo suficiente para que el agua que lanzan sea efectiva y llega como llovizna. Si bien en algunos incendios si lo podrían hacer, son en una cantidad porcentual muy baja, siendo la mayoría de los siniestros en nuestro país entre quebradas y laderas de cerros, donde dichas aeronaves no pueden operar de manera efectiva. Además, el país no cuenta con pistas adecuadas para su operación. El Hércules, ese año, podía operar en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez y Carriel Sur.

El avión AT, gracias al potente motor que posee, puede realizar lanzamientos desde una altura de 20 metros. Los grandes aviones no lo pueden hacer más allá de los 200 o 300 metros.