ConafNoticias PúblicasPortada

Procedente de Canadá esta aeronave fue contratada con piloto, copiloto y tres técnicos de mantenimiento. Dentro de los próximos días será destinado a la Región del Maule, particularmente a la zona de Vichuquén.

Un nuevo elemento para el combate de los incendios forestales en Chile arribó el pasado viernes 18 de enero al terminal aéreo de Pudahuel. Se trata del helicóptero ruso Kamov KA-32, que reforzará la flota área de CONAF. Esta aeronave permanecerá durante los próximos días en la base aérea del Grupo 10 de la FACH, mientras cumpla la fase de acoplamiento.

La aeronave llegó en un ferry aéreo al terminal de carga, iniciándose de inmediato el proceso de ensamblaje por parte del personal especializado. Este trabajo tomará entre tres y cinco días para estar completo. El Kamov es un helicóptero pesado de doble rotor, lo que permite enfrentar vientos de intensidad, y se adapta perfectamente a la topografía de Chile dada su maniobrabilidad.

Para el ministro de Agricultura, Antonio Walker, “esta es una muy buena noticia, este helicóptero se suma al combate de los incendios forestales tal como lo diseñamos en el plan nacional de prevención y combate, es lo que el presidente Piñera ha pedido, el fortalecer nuestra capacidad de reacción. Debemos agradecer las gestiones realizadas por el Ministerio de Interior, la Onemi y CONAF. Nosotros necesitamos que la ciudadanía nos ayude, número uno prevención, número dos prevención, número tres prevención, el mejor incendio es el que no se produce, ante cualquier actitud sospechosa por favor llamar al número 130 para alertar”.

Así también lo destacó el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, quien explicó que “contar con este tipo de recursos permite tener un ataque primario rápido y así evitar la propagación del incendio. Sin embargo, lo más relevante es que todas y todos colaboremos en la prevención, ya que el 99,7 % de los incendios forestales en Chile son provocados por la acción de las personas”.

Este helicóptero cuenta con una gran eficiencia, es capaz de alcanzar todo tipo de terreno, puede lanzar 5 mil litros de agua de su estanque y cuenta con una capacidad de transporte de 11 personas para poder movilizar a brigadistas. Con este aparato se ha aumentado a 46 las aeronaves con que cuenta CONAF para el combate de incendios forestales durante la actual temporada 2018-2019, un hecho histórico en el control del fuego en nuestro país.