Noticias PúblicasOficina CentralPortadaDurante tres semanas de capacitación, 11 especialistas del país europeo permanecieron en Chile, tomando contacto con profesionales de CONAF y de empresas forestales.

El programa de prognosis desarrollado por CONAF bajo el nombre de Botón Rojo concentró la atención de los especialistas en protección contra incendios forestales de Portugal que durante tres semanas permanecieron en el país conociendo la experiencia chilena en diversas aristas.

La delegación portuguesa, integrada por 11 miembros de distintos organismos de esa nación ligados a los incendios forestales, recorrió las regiones Metropolitana, Maule, Ñuble y Biobío, donde profesionales de CONAF y de las empresas forestales compartieron conocimientos en prevención, combate y tecnología. El equipo lusitano extendió su estadía en Chile entre el 23 de marzo y el pasado viernes 12 de abril.

En la reunión de cierre de la misión realizada en la sede central de la Corporación Nacional Forestal, el jefe del Núcleo Sub-Regional de la Agencia para Gestión de Incendios Rurales de Portugal, Jose Lorenco Calado Motaco, agradeció la información recibida por los diferentes actores sectoriales de Chile, destacando además en sus palabras que hubo tres iniciativas de CONAF que le interesó para replicar en su país. “El Botón Rojo -comentó- es un muy buen programa. Tenemos algo similar en Portugal, pero aquí tienen bien definidas las variables y en forma automática entrega un pronóstico, para tomar medidas preventivas y para un ataque con golpe único. Otro trabajo que me gustó mucho fue la grilla. Es una forma muy sencilla y hábil para trabajar un incendio. También hemos visto una clara preocupación por la seguridad”.

Junto con ello, el vocero europeo agregó que “en prevención, la única forma de evitar los incendios rurales es con un fuerte trabajo en educación, pero el resultado se logra a largo plazo. Hay que trabajar con los niños, en las escuelas. Por esto y por otras acciones, pienso que España y Francia llevan la delantera en prevención de incendios. La prevención debe estar regulada por ley. No se puede dejar a la voluntad de las personas”.

Por su parte, el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, despidió a la delegación portuguesa indicando que “ha sido un honor para nosotros tenerlos aquí, porque de esta manera, con una relación permanente y fluida, fortalecemos el convenio de colaboración suscrito por los dos países. El año pasado enviamos una representación de CONAF a Portugal y fue realmente provechoso. Ésa es la forma que crecen las naciones: intercambiando experiencias”.

La máxima autoridad forestal de Chile resaltó, a la vez, que “en este intercambiando de experiencias, hemos aprendido de ustedes la necesidad de un sistema de comunicación único entre todos los organismos vinculados a los incendios. Fue muy beneficiosa en esta temporada la aplicación de la estrategia de golpe único, acudiendo al inicio de un incendio con todos los recursos terrestres y aéreos, públicos o privados, para apagar el fuego. Sin embargo, seríamos aún más eficientes con este golpe único si tuviésemos un solo sistema de comunicación al cual estén integrados todos. Llegaríamos en menos tiempo a un incendio”.

La delegación lusitana estuvo compuesta por 11 especialistas, divididos en dos grupos: Grupo A, con cinco miembros, trabajó en las regiones Metropolitana, Ñuble y Biobío; Grupo B, con seis integrantes, visitó las regiones Metropolitana, Maule y Ñuble.