ConafLa AraucaníaNoticias PúblicasPortada

Es una de las medidas de restauración tras los daños ocasionados por el incendio de 2015.

En total fueron 500 kilos de semillas de araucarias que se lanzaron desde un Bell UH-1H, el helicóptero  que permitió realizar una siembra aérea, un hecho inédito en Chile, en el marco de las medidas de restauración que efectúa la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en la Reserva Nacional China Muerta, tras el incendio forestal que afectó a esta unidad el 2015.

Esta siembra aérea, donde los piñones regresaron a la Ñuke Mapu (Madre Tierra), se hizo con el germoplasma de semillas de araucarias recolectadas en la misma reserva y es otra de las acciones para restaurar el sector, tras el incendio que afectó 3 mil 665 hectáreas. En esta labor colaboraron también la Fundación Revivamos China Muerta,  de Melipeuco, con la donación de semillas y el sobrevuelo en las zonas más altas de la cordillera, este en conjunto con Helicópteros del Pacífico, enfatizó el director de CONAF Araucanía, David Joaunnet.

Uno de los aspectos que más resaltó el director de CONAF Región de La Araucanía es que la siembra se realizó con material genético de la misma unidad, en un radio de 120 a 150 hectáreas y en dos sectores altos, previamente georreferenciados.

“Esta etapa de restauración está abierta a la que la gente nos pueda colaborar, como hoy lo hace Helicópteros del Pacífico y la Fundación Revivamos China Muerta, por lo tanto, estamos en esta labor el sector público, privado y la sociedad civil, para trabajar en conjunto para la restauración que fueron de esta zona afectada”, destacó el director de Jouannet.

Rogelio Cox, presidente de la fundación, comentó que este es un trabajo que se desarrolla hace dos años. “El sentido de esta siembra es recuperar la reserva y, además, acompañamos simbólicamente esta acción con la entrega de bolsas de piñones a los niños de Melipeuco, porque ellos están llamados a sentirse parte de los cuidados de la naturaleza”, explicó.niños siembraPara Carlos Barrick, gerente de Helicópteros del Pacífico, esta acción forma parte de lo que pretende su compañía, señalando que “nosotros combatimos los incendios, tratando de minimizar los daños y cuando nos encontrábamos con estas situaciones, nos quedaba la sensación que no hicimos nada después, así que cuando nos plantearon hacer algo para reparar el daño, nos sumamos de inmediato, por nuestra experiencia”.

Así también lo resaltó Leonardo Atton, administrador de la municipalidad de Melipeuco, detallando también que esta es la culminación de una serie de acciones, que parte a raíz de una tragedia y que se materializa con la restauración de la reserva, con una “acción concreta para renovar el bosque, para que pueda regenerarse”.