Oficina Central

Como una forma de complementar el conocimiento previo sobre el arte rupestre presente en la Región de O’Higgins, para detectar, conocer y encontrar evidencias sobre nuevos registros arqueológicos, el profesor e investigador Juan González Mejías, dio a conocer su segunda publicación denominada “Catastro arqueológico: petroglifos y aleros habitacionales en la Reserva Nacional Río de Los Cipreses.

El proyecto, financiado por el Consejo Regional de la Cultura y las Artes, a través del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes, Fondart, en su línea regional, y por la Corporación Nacional Forestal, fue desarrollado durante el 2013. Así lo reconoció el autor de la publicación ante una audiencia superior a las 30 personas entre autoridades, amigos de la cultura y estudiantes, en una breve ceremonia efectuada en el Museo Regional. En su exposición entregó detalles de cómo se desarrolló el trabajo de investigación además de sus motivaciones personales para realizarlo. “Este libro surge como una inquietud de hacer un aporte a la cultura regional, y presentar gráficamente, hoy en día, petroglifos, aleros habitacionales y refugios rocosos, nunca antes investigados y vistos, donde estuvo el hombre hace miles de años”, expresó.

Estos conocimientos, plasmados en el libro –dijo– nos permitirán conocer y comprender mejor a nuestros antepasados, quienes transitaron en sectores precordilleranos de difícil acceso.

Durante la ceremonia, Isabel Besa Browne, encargada de relaciones institucionales del Consejo Regional de la Cultura y las Artes Región de O’Higgins, agradeció los alcances de la publicación.
Por su parte, Jaime Burón Miranda, director regional de CONAF reconoció que los datos contenidos, tanto en ésta como la primera publicación similar del profesor González Mejías, constituyen una razón más para justificar la reclasificación de esta reserva a parque nacional. El director regional CONAF, expresó su satisfacción por dar a conocer a la comunidad y haber colaborado en este proyecto, porque “tras el resultado final”, participaron muchos colaboradores anónimos, entre funcionarios y funcionarias de la Corporación, guardaparques, vecinos de las comunidades aledañas a la reserva, arrieros y muchas otras personas”.

Asimismo, destacó el sentido educativo del libro, el que no sólo busca proporcionar nuevos conocimientos sobre la Reserva Nacional Río de los Cipreses y su entorno, sino que incentivar el cuidado del lugar para mantener los vestigios arqueológicos intactos.

El proyecto
A través de Fondart fueron más de nueve millones de pesos losLibroRNRLC2que se adjudicó Juan González, quien señaló que la metodología de trabajo implicó dividir las 38 mil hectáreas que componen la reserva en cinco zonas para la investigación. Este proyecto es un complemento al trabajo anterior, ya que en esta oportunidad los esfuerzos se centraron en petroglifos y aleros habitacionales de la Reserva Nacional Río de Los Cipreses.