Una importante sanción fue dictada por el Juzgado de Policía Local de Quillota en contra de Anglo American Sur S.A., División El Soldado, por la corta no autorizada de bosque nativo y especies en categoría de conservación, mediante el método de eliminación total (descargas de tronaduras y vertidos de gran cantidad de material estéril sobre los mismos), las cuales se habrían efectuado en el marco la ejecución de obras civiles de explotación minera, efectuadas por la empresa en la veta Blanco Rajo Norte, ubicada en el predio denominado Reserva Cora N.° 10, del proyecto de parcelación El Melón, comuna de Nogales, y de propiedad de la empresa.

Después de casi dos años de tramitación de la causa, el juzgado acogió la denuncia presentada por CONAF en contra de la minera y la condenó a pagar una multa de $ 27.279.000, por efectuar corta de bosque nativo de protección y preservación sin contar con un plan de manejo aprobado por la Corporación, y otra multa de 5.224 UTM por la destrucción de las especies belloto del norte, lingue y naranjillo, las cuales se encuentran en diferentes categorías de vulnerabilidad. Además, decretó el decomiso de las especies que se pudieren encontrar en poder de la infractora, ordenándole a presentar ante CONAF Región de Valparaíso un plan de manejo de corrección, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 14 y 44 del Reglamento General de la Ley N.° 20.283, sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal. La empresa no apeló la sentencia, procediendo a pagar las multas impuestas.

Aarón Cavieres, director ejecutivo de CONAF, destacó el hecho que la sentencia se consiguió después “de varias inspecciones de nuestro personal técnico regional a la faena, a fin de poder dar total certeza al juzgado de la dimensión exacta del daño efectuado y a reparar. CONAF tiene la obligación de trabajar por la conservación del bosque nativo de Chile, y si este resulta afectado, buscamos legalmente que se sancione a los culpables y se les mandate a restituir lo destruido”.

Por su parte, la Fiscal de CONAF, Carmen Paz Medina, señaló la importancia del logro obtenido en lo judicial, al mismo tiempo de destacar la labor realizada por la Unidad Jurídica de la Región de Valparaíso de CONAF, la cual a través de una sólida estrategia técnico-jurídica consiguió sentar jurisprudencia en una temática tan relevante como es la protección de especies en categoría de conservación, bien jurídico tutelado por la Ley de Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal.

La superficie intervenida de manera ilegal, según la denuncia de CONAF, fue de 30,3 hectáreas, de las cuales 8,65 hectáreas eran de bosque nativo de preservación, principalmente belloto del norte, lingue y naranjillo y 21,65 hectáreas de bosque nativo de protección y conservación, afectando especies del tipo esclerófilo, tales como peumo, molle, boldo y litre, entre otros.