Atacama

“El 75 % del trabajo operativo de CONAF en Atacama, está situado en la Provincia del Huasco, en donde se encuentra el 70 % del bosque nativo de la región y en donde también, se registra el 77 % de las inscripciones para avisos de quema”, afirmó el intendente Francisco Sánchez Barrera.

Construir una nueva oficina para la Provincia del Huasco en Vallenar que sean utilizadas también como base para las brigadas contra incendios, es el proyecto que tiene entre manos la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y que ya cuenta con el respaldo y entusiasmo de la primera autoridad regional, el intendente Francisco Sánchez Barrera, hecho clave considerando que la iniciativa deberá presentarse ante el Consejo Regional (CORE) para obtener los recursos necesarios del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (F.N.D.R.) para ser ejecutado.

Para lograr este objetivo, CONAF solicitará una concesión de terreno fiscal de 2.500 m2 que albergaría a la oficina provincial, que considera la construcción de 377 m2 y a la Base de la Brigada y Central de Operaciones con 639 m2 construidos, con un costo total de $1.574 millones, los que serían financiados desde el Gobierno Regional.

Una de las medidas presentes en el Programa de Gobierno del Presidente Piñera para fortalecer el sector forestal en forma dinámica y sustentable es impulsar la Ley de Prevención y Control de Incendios Forestales. En este contexto, el intendente Sánchez afirmó que considera el proyecto como de la máxima importancia porque, “el 75 % del trabajo operativo de CONAF Atacama está situado en la Provincia del Huasco, en donde se encuentra el 70 % del bosque nativo de la región y en donde también, se registra el 77 % de las inscripciones para avisos de quema, por lo que esta iniciativa no sólo apunta a mejorar las condiciones de los funcionarios de la Corporación, sino que elevar la calidad de atención a los cerca de 4 mil usuarios que visitan estas oficinas al año y a que los brigadistas antiincendios forestales tengan las herramientas propicias para llegar a tiempo a combatir las emergencias”.

Huasco

El trabajo de CONAF en Huasco está enfocado en Desarrollo y Fomento Forestal; Fiscalización y Evaluación Ambiental; Áreas Silvestres Protegidas y Protección Contra Incendios Forestales; aquí se cuenta con una oficina provincial – que se busca mejorar con el proyecto – un Vivero Forestal, que es donde actualmente se aloja a la brigada antincendios y además, protegen al Parque Nacional Llanos de Challe y a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, ubicada en Caleta Chañaral de Aceituno.

En esta provincia trabajan 106 de los funcionarios que CONAF tiene en Atacama – algo más del 50% del total de la dotación regional -, en la temporada 2016-2017, se sumó al equipo de Huasco la Primera Brigada contra Incendios Forestales de la región conformada por 8 personas y, para este año la Corporación tiene contemplado sumar una segunda brigada, con un total de 16 funcionarios.

Incendios Forestales

El Departamento de Protección Contra Incendios Forestales tiene como misión proteger a la sociedad de las amenazas generadas por incendios, plagas y especies forestales invasoras y los efectos del cambio climático, actuando sobre los bosques nativos, formaciones xerofíticas, plantaciones forestales y componentes patrimoniales presentes en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE).

Por supuesto, uno de los temas más sensibles para la población son los incendios forestales por las implicancias, en el inconsciente colectivo, probablemente esté lo ocurrido en la zona central en el verano del 2017, sin embargo, en octubre de 2016, hubo un episodio de este tipo en Vallenar que, aunque de inferiores magnitudes quemó 10,2 hectáreas de sitios agrícolas y zona urbana, causando daño en 17 viviendas y dejando a 23 personas albergadas. “Atacama reporta un aumento de vulnerabilidad frente a este tipo de eventos, dado por la presencia de altas temperaturas y la sequía y; en las amenazas, gatilladas por un alza en la expansión urbana, con un riesgo en el interfaz urbano rural, una mayor densidad vial en ambientes naturales (más caminos y carreteras) y la creciente realización de actividades al aire libre”, aseveró el director de CONAF Héctor Soto Vera.

Asimismo, la autoridad del agro detalló que “uno de las peores temporadas de incendios forestales fue 2015-2016, en donde se registraron 27 eventos con 104 hectáreas quemadas. Para la siguiente temporada, 2016-2017 estaba operativa la primera Brigada de Atacama del Programa Protección Contra Incendios Forestales para provincia de Huasco, periodo al que se redujeron a 42 las hectáreas quemadas y, actualmente, la cifra se encuentra en las 27 hectáreas afectadas”.