Oficina CentralSECOM

El ministro de Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Peñailillo, se interiorizó en terreno de las condiciones en que se trabaja para controlar el incendio forestal “Puquillay” de Peralillo, Región de O’Higgins, siniestro que ya ha consumido alrededor de 1.871 hectáreas de pastizal, matorral y arbolado nativo.

En la ocasión, el secretario de Estado realizó un sobrevuelo por los sectores afectados junto a la intendenta de O’Higgins, Morín Contreras, el director ejecutivo de CONAF, Aarón Caviertes, y la directora de CONAF Región de O’Higgins, Alba Garrido, para luego evaluar en un Comité Operativo de Emergencia (COE) las estrategias y tácticas que tanto CONAF, Onemi y Bomberos, entre otras instituciones, despliegan en la zona.

 

Situación de incendios

Tras la cita, Peñailillo dio cuenta que “van más de 48 horas de trabajo intenso de las distintas instituciones. Este incendio ha consumido cerca de dos mil hectáreas, hay seis brigadas de CONAF trabajando, seis helicópteros, camiones aljibe, bomberos, entre muchos otros, esperamos dentro de las próximas 48 horas tener controlado el incendio. Quiero destacar la labor de todos los organismos, pero no puedo dejar de mencionar a los brigadistas de CONAF que son quienes están en la primera línea de combate”.

El jefe de gabinete agregó que “el balance a nivel nacional es positivo porque tenemos 40 % menos de incendio y 67 % menos de superficie afectada respecto a la misma fecha del año anterior. Sin embargo, y es lo que trabajamos en el COE esta mañana, es que no vamos a aflojar, tenemos que seguir trabajando en la misma forma coordinada porque la ciudadanía espera que esto incendios disminuyan y no afecte sus viviendas y propiedades”.

En este mismo sentido, el director ejecutivo de CONAF Aarón Cavieres, reiteró el llamado a la prevención, resaltando que “como Gobierno, pero juntos a otras instituciones públicas y privadas, estamos desplegando un mayor esfuerzo para llegar con este mensaje a la ciudadanía. Además, estamos trabajando con los municipios para fomentar las labores de prevención en las zonas con mayor riesgo de ocurrencia de incendios forestales”.