ConafNoticias PúblicasPortada

CONAF y el Programa Bosques Andinos suscribieron convenio de colaboración tendiente a generar y compartir conocimientos y experiencias en la conservación de este recurso forestal.

Un convenio de colaboración interinstitucional firmaron recientemente (30 de junio) la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y Helvetas Swiss Intercooperation, organización representante del consorcio Helvetas-Condesan, entidad encargada de facilitar e implementar el Programa Bosques de Montaña y la Gestión del Cambio Climático en los Andes, conocido como Programa Bosques Andinos, iniciativa regional financiada por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

La iniciativa realiza actividades a nivel regional que se encuentran en el marco de acción de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) de CONAF, herramienta que tiene el Estado de Chile para la consecución de las metas internacionales y nacionales del sector forestal planteadas por el país.

Con el convenio interinstitucional suscrito, se espera realizar actividades colaborativas en el contexto de la responsabilidad y el trabajo que ambas entidades desarrollan. Además, se busca fortalecer las capacidades de los equipos de socios y aliados estratégicos vinculados al Programa Bosques Andinos en la región de los Andes y de CONAF, en base a promover la generación e intercambio de conocimientos, experiencias y lecciones aprendidas relevantes para la consolidación de medidas y acciones para la conservación de los bosques andinos que aporten a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y a la reducción  de la vulnerabilidad de las poblaciones y los bosque en los Andes.

En este sentido, el jefe de la Unidad de Cambio Climático y Servicios Ambientales de CONAF, Angelo Sartori, subrayó la importancia de este tipo de acuerdos con organismos internacionales, destacando “el nivel de escalamiento que se puede lograr con las actividades a fin de alcanzar un impacto global mucho mayor”. Además, indicó que al posicionar las acciones de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, “podemos proyectar este conjunto de medidas de acción como un instrumento de política pública y como un modelo a seguir por los otros países”.

El objetivo general de la ENCCRV es “disminuir la vulnerabilidad social, ambiental y económica que genera el cambio climático, la desertificación, la degradación de las tierras y la sequía sobre los recursos vegetacionales y comunidades humanas que dependen de estos, a fin de aumentar la resiliencia de los ecosistemas y contribuir a mitigar el cambio climático fomentando la reducción y captura de emisiones de gases de efecto invernadero de Chile”.

Coincidente con esta línea, la finalidad del Programa Bosques Andinos radica en “promover el manejo sostenible de paisajes de montaña y valorar el rol que cumplen los bosques de montaña de los Andes tropicales en la adaptación y mitigación del cambio climático”.

El programa se desarrolla en Ecuador, Perú, Colombia, Bolivia, Venezuela, Argentina y Chile, con socios y aliados estratégicos públicos y privados en cada uno de estos países. Considerando lo anterior, esta asociación estratégica potenciará el nivel de alcance de ambas entidades en la región.