“Construir una sociedad que se desarrolla sustentablemente depende en gran parte de la educación”, dijo la Jefa de Estado, quien también destacó las acciones que lleva a cabo CONAF con el programa + Árboles para Chile.

En el marco del inicio del segundo semestre escolar, la presidenta de la República, Michelle Bachelet, llegó hasta la Escuela Salvador Allende, en El Bosque, junto a los ministros de Educación, Adriana Delpiano; de Agricultura, Carlos Furche; y del Medio Ambiente, Marcelo Mena; además del director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, para anunciar formalmente el ingreso de la temática de cambio climático en la malla curricular, dando cumplimiento a una de las medidas del Plan de Acción Nacional de Cambio Climático.

Luego de conversar con un grupo de alumnos Forjadores Ambientales, la Mandataria junto a las autoridades presentes y los niños plantaron árboles nativos en el patio del colegio, que son parte del programa +Árboles para Chile, a cargo de CONAF, gracias al cual se entregarán especies a 15 escuelas municipales en cada región. Esta iniciativa apunta a crear y fortalecer áreas verdes, especialmente en aquellas comunas con bajos índices de arborización, ya sea en espacios públicos, privados y mixtos. Entre 2014 y 2016 ya se han entregado más de 5 millones 400 mil árboles, en 290 comunas.

La Gobernante destacó las medidas que desarrolla el establecimiento en la materia, tales como la construcción de un invernadero y la implementación de techos verdes. “Ver a estos niños y niñas, a sus profesores, tan comprometidos, la verdad que tiene que servirnos de inspiración. Son un ejemplo para el resto del país, y en especial para los adultos, que debemos tomarnos en serio las consecuencias del cambio climático, que si no hacemos lo que tenemos que hacer, va a avanzar aceleradamente”, afirmó.

36095024476_461514b80d_kNo obstante, señaló que “como no podemos descansar en el buen trabajo que ha realizado este municipio y la dirección de esta escuela, estamos trabajando para la incorporación de iniciativas de cuidado ambiental en todo el sistema educativo. Porque mientras antes partamos, más profundo va a ser el cambio cultural”.

En esta línea, anunció que “estamos ingresando a la malla curricular la temática del cambio climático, tal como anunciamos en la cuenta pública del 1 de junio y tal como también hace una semana ratificamos en el Plan de Acción Nacional de Cambio Climático. Mientras algunos países niegan el cambio climático, en Chile estamos avanzando para que se aprenda sobre este proceso y sobre la necesidad de que tomemos conciencia en todas las salas de clases del país”.

La presidenta Bachelet aseguró que “estamos confiados en los efectos que esta política pueda tener a largo plazo en las nuevas generaciones. Vemos en la educación ambiental una oportunidad de innovación pedagógica que permita transformar los establecimientos educacionales en espacios vivos de aprendizajes. Construir una sociedad que se desarrolla sustentablemente depende en gran parte de la educación y de la formación de ciudadanos ambientalmente conscientes, como estos Forjadores Ambientales, que tienen mucha consciencia de la necesidad de cuidar el planeta”.

Finalmente, subrayó que “ese es nuestro objetivo: que la educación ambiental marque la diferencia y cada vez más personas estén comprometidas con el cuidado y con la protección del medio ambiente. Como gobierno seguiremos hasta el último día en la senda de la acción climática y esperamos que este esfuerzo tenga continuidad en el futuro”.