ConafMetropolitanaNoticias PúblicasPortada

La Mandataria hizo un llamado a la corresponsabilidad para evitar este tipo de siniestros, que en 99,7% son generados por la acción humana, y pidió denunciar quemas ilegales o de conductas que impliquen riesgo. “De esta manera, todos podemos a contribuir a salvar el bosque, a salvar vidas”, indicó. Asimismo, informó que CONAF ha fortalecido su acción y labor en esta área, para lo cual aumentó su presupuesto de 1.100 a 1.800 millones de pesos.

Con el fin de interiorizarse  de las acciones que lleva a cabo CONAF en materia de prevención de incendios forestales, la presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto al ministro de Agricultura, Carlos Furche; el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego; y el director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal, Aarón Cavieres; se trasladaron a la comuna de Pudahuel, donde brigadistas de CONAF realizaban trabajos de desmalezado en las cercanías de la población Ciudad de los Valles, que forman parte del plan de prevención frente a los incendios forestales.

En Chile, el 99,7 % de estos siniestros son generados por la acción humana, sea por intencionalidad, descuido o negligencia. El 75 % de ellos afectan sectores donde existe una relación directa entre infraestructuras habitacionales y vegetación, que ante estos fuegos se transforman en el combustible.

“Quiero hacer un llamado a la responsabilidad de cada uno, no solo para generar mayor conciencia y evitar fuego en lugares de riesgo, sino que ser más vigilantes para cuidar el entorno, denunciar quemas y comprometernos en la prevención y en la educación”, señaló enfática la máxima autoridad nacional.

En esta línea, solicitó el compromiso de la sociedad completa: “A las empresas, para que cuiden sus instalaciones; a los municipios, cuando haya acumulación de basura o de vegetación, que pueden ser un foco de riesgo de incendio; y también a los vecinos y vecinas en sus casas, o terrenos de mayor tamaño”.

Luego la Mandataria resaltó aquella acciones que impiden que los incendios forestales se generen, “la prevención, el cuidado y la vigilancia son las mejores medidas que podemos tomar para evitar los incendios forestales” y agregó que “de esta manera, podemos contribuir a salvar nuestros bosques, a salvar la riqueza y las bellezas naturales que tenemos en nuestro país, cuidar la biodiversidad y proteger, igualmente, a las personas que viven en sectores próximos al bosque”.

31765725362_48e5e665a7_oPor su parte el ministro de Agricultura, Carlos Furche llamó a hacer un esfuerzo para el trabajo conjunto entre el Estado y la comunidad. “Nosotros queremos resaltar la necesidad de prevenir los incendios forestales, de trabajar tanto con la población de manera concreta, levantando cortafuegos, generando condiciones que dificulten la propagación de los incendios forestales. Nosotros hemos hecho un enorme esfuerzo como Gobierno, particularmente a través de la CONAF, para fortalecer nuestra capacidad de combate al fuego. Tenemos hoy tres aviones altamente especializados que no teníamos el año 2014, tenemos ocho puestos de coordinación del combate al fuego con la mejor tecnología del mundo”, dijo Furche.

En tanto, el director de CONAF, Aarón Cavieres, destacó que el trabajo en conjunto entre instituciones y comunidad es necesario “la corresponsabilidad en la prevención de los incendios forestales nos permite disminuir la ocurrencia de los incendios forestales y, con ello, los daños,  de ahí que las acciones de educación y preparación de la población son imperativas de manera que el uso del fuego, en todas sus formas, sea de manera controlada y responsable”.

La campaña de prevención de CONAF de este año incorpora una campaña comunicacional llamada Alto a los Incendios Forestales, además de iniciativas enfocadas a las empresas, los municipios, las comunidades y sectores de riesgo, ya que son imperativas las acciones de educación y preparación de la población para evitar estos siniestros. Y en caso de que se produzcan, resulta crucial conocer los recursos de control de emergencias para evitar amenazas a las vidas y bienes. Por cada peso que se invierte en prevención, se puede ahorrar hasta 90 pesos en combate de incendios forestales.

Para el reforzamiento de la prevención, CONAF aumentó su presupuesto en esta área de 1100 millones de pesos a 1800 millones de pesos, lo que permitió en este período estival, pasar de 106 a 152 prevencionistas, a los cuales se agregan otros profesionales, como los fiscalizadores.

El trabajo con las comunidades para mejorar las medidas de prevención, se ampliará de las 7 comunas piloto iniciales a todo el país y se concentrará en las 28 zonas críticas o de mayor nivel de ocurrencia de incendios forestales.

Durante esta temporada, CONAF contará en el país con 142 brigadas en las que participan 1700 personas. También tendrá 52 brigadas del Ejército y 5 de la Armada, todas equipadas y capacitadas por la institución forestal.

En cuanto a los recursos aéreos, dispone de un helicóptero Sokol, tres aviones Dromader –dos en Valparaíso y uno en Biobío–, y tres Air Tractor –en Maule, Biobío y La Araucanía, desde donde pueden trasladarse rápidamente a otras zonas del país–. A estos recursos aéreos propios, se suman 9 helicópteros arrendados. También, posee 76 torres de vigilancia y dos redes de televigilancia, una en la Región de La Araucanía y el otra en el Parque Nacional Torres del Paine. Cuenta, además, con ocho puestos de mando móvil (PUMA) y ocho unidades de mando y control, que permiten trabajar de manera más directa en incendios de gran magnitud.