ConafValparaísopropuestas ley forestal

Con el propósito de elaborar un resumen institucional de propuestas para incorporar en la nueva Ley de Fomento Forestal y Plantaciones, luego de las múltiples mesas de trabajo y debate que se conformaron durante todo el año a lo largo del país, fiscalizadores y evaluadores ambientales de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), provenientes de las distintas oficinas de Chile, se reunieron en el Hotel Reñaca Inn de Viña del Mar, en la Región de Valparaíso.

Según explicó el Gerente de Fiscalización y Evaluación Ambiental de CONAF, Fernando Olave, la instancia “es la culminación de un proceso: hemos estado realizando una serie de talleres regionales, donde los profesionales de la institución se pronunciaron respecto a cuáles deberían ser los contenidos de la ley. Y esa discusión, que se hizo a nivel nacional, la sintetizamos con todos los representantes de las diferentes localidades, para llegar a un consenso en torno a las propuestas institucionales, que, por supuesto, vamos a someter a consideración de las autoridades”.

“Queda todavía el componente externo, pues aún hay algunos talleres en desarrollo a lo largo del país. Ya con las dos opiniones, de los profesionales de la Corporación y de los actores sectoriales, vamos a construir la proposición institucional definitiva. No se puede pensar en elaborar una propuesta de ley sin consultar a quienes van a ser regulados, a quienes van a tener que aplicarla y están interesados en que esta sea buena”, agregó.

Respecto de las conclusiones a las que llegaron los profesionales de la institución forestal, Olave manifestó que “hay una alta coincidencia respecto a que la nueva normativa debería cubrir, en gran medida, todo lo que es la protección y generación de vegetación. Evidentemente, la arbórea-forestal en primer lugar, pero también formaciones xerofíticas y arbóreas fuera del bosque. También ha estado muy presente el desarrollo de servicios ecosistémicos, y la producción de bienes y servicios, maderables y no maderables. Y fundamentalmente, lo que opina la gente, que esté orientada a medianos y pequeños propietarios”.

Sobre las observaciones que se formularon en las diversas instancias de reflexión, el jefe del Departamento de Fiscalización y Evaluación Ambiental de CONAF Biobío, Rafael Carrasco, sostuvo que “estas se recogieron, se sistematizaron y fueron enviadas al nivel central; y eso es lo que discutimos hoy, básicamente, para ponernos de acuerdo con los objetivos de la ley, sabiendo que en las regiones hay una diversidad de situaciones que queremos se tomen en cuenta”.

En esa línea, destacó que el nuevo estatuto debe favorecer a los pequeños y medianos propietarios, y regular las plantaciones en cursos de agua, especialmente considerando los efectos del cambio climático. “También queremos que se tome en consideración la diversidad cultural que tenemos en los territorios, donde existen comunidades agrícolas, indígenas, entre otras”, acotó.

Para su homólogo de la Región de Arica y Parinacota, Leonel Quintana, “uno de los temas importantes es cómo ser innovadores en relación a generar una nueva normativa que incentive de mejor forma”. En ese sentido, recalcó que es necesario incentivar la mano de obra (particularmente en zonas despobladas), la utilización de especies multipropósitos y la captación de agua para riego.

En tanto, el profesional del Departamento de Fiscalización Forestal y Evaluación Ambiental de CONAF Valparaíso, Marcos González, aseveró que la nueva ley debe tener una visión inclusiva, abordar las consecuencias del cambio climático y evitar que los recursos del Estado se concentren en pocas empresas.
“Para nosotros como región, lo principal son los servicios ambientales, es lo que nos define y de alguna manera queremos que esto esté incluido”, finalizó.