ConafMetropolitanaNoticias PúblicasPortadaParque Nacional Río Clarillo

Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó que la recategorización de la hasta ahora Reserva Nacional Río Clarillo.

Desde hoy la Región Metropolitana cuenta con su primer Parque Nacional, luego que el Consejo de ministros para la Sustentabilidad aprobara la recategorización de la Reserva Nacional Río Clarillo, ubicada en la comuna de Pirque, y cuya gestión recae en la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

El director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, destacó que este es un gran logro para la Corporación, ya que consolida el trabajo de protección de la naturaleza que se realizó en esta unidad desde el año 1981 a la fecha, porque “el fundamento técnico para que se convierta en parque nacional es la recuperación de la flora y fauna del lugar. Al cambiar de categoría se refuerzan y mejoran las medidas de protección, no permitiendo, por ejemplo, actividades como el talaje para ganado”, señaló Cavieres.

Otro aspecto que recalcó es que con esta recategorización se está pagando una deuda que tenemos como país con la conservación de nuestra biodiversidad, porque si bien los pisos vegetacionales o ecosistemas están bien representados en la zona sur del territorio nacional, no acontece lo mismo en la zona central.

La zona central contiene 54 pisos vegetacionales, de los cuales 15 no están representados en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE). De los 39 pisos presentes en el SNASPE de esta zona, 33 de ellos presentan coberturas  inferiores al 17 %, y de estos últimos 29 presentan coberturas inferiores al 1 %, siendo el de menor cobertura el denominado piso bosque esclerófilo mediterráneo costero de Lithrea caustica (litre) y Azara integrifolia (corcolén), el que presenta apenas una cobertura del 0,000003 % (142,53 hectáreas del piso), lo cual lo convierte en uno de los ecosistemas más vulnerables de todo el sistema, más aún si se considera que es la única protección que posee a nivel del SNASPE en el país.

Cabe destacar que el compromiso que adquirió Chile en el marco del Convenio de Biodiversidad, es que los pisos vegetacionales o ecosistemas existentes en el país, cada uno de ellos, tenga una representación en el SNASPE de al menos un 17 %.

En el caso del nuevo Parque Nacional Río Clarillo, se da protección a 5 pisos vegetacionales: bosque esclerófilo mediterráneo andino de Kageneckia angustifolia (bollén) y Guindilla trinervis (guindilla); bosque esclerófilo mediterráneo andino de Quillaja saponaria (quillay) y Lithraea caustica (litre); bosque espinoso mediterráneo andino de Acacia caven (espino) y Baccharis paniculata (romerillo); matorral bajo mediterráneo andino de Chuquiraga oppositifolia y Nardophyllum lanatum; y matorral bajo mediterráneo andino de Laretia acaulis y Berberis empetrifolia.

madre de la culebra (macho-RN Río Clarillo)Además, en esta unidad de 10.185 hectáreas, hay una gran diversidad de fauna y avifauna, y conjuntamente protege la cuenca del río Clarillo, fuente de producción de agua para los procesos naturales y desarrollo humano sustentable de esta zona de la Región Metropolitana.

Uno de los aspectos que más destacó el director de CONAF, Aarón Cavieres, fue “el alto compromiso de la comunidad de Pirque, así como también el de los guardaparques de CONAF, para lograr que esta unidad se transformara en el primer parque nacional de la Región Metropolitana, como también el apoyo y gestión del municipio y del Gobierno Regional, concretando el compromiso que anunció el año pasado la presidenta Michelle Bachelet”.