La AraucaníaNoticias PúblicasPortadabrigadas en aerodromo de Victoria

El aeródromo de Victoria, en la Región de La Araucanía, será el primer puerto aéreo en el que la Corporación Nacional Forestal (CONAF) podrá operar de manera autónoma para el despegue y aterrizaje de aviones y helicópteros, que combaten incendios forestales en el sur del país, destacó el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, al inaugurar esta mañana las nuevas instalaciones.

Gracias a la concesión otorgada por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), esta medida permitirá al sistema de operaciones aéreas y terrestres de CONAF —y las empresas forestales coordinadas por la institución forestal— operar y canalizar el tránsito aéreo de emergencia en una zona de alta ocurrencia de incendios forestales, específicamente en las regiones del Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

A nivel nacional, en la temporada 2014/2015 se registraron un total de 8049 incendios forestales, que afectaron 128.654 hectáreas. Las regiones que concentraron el mayor número de incendios corresponden a Biobío (45%); La Araucanía (19%); Valparaíso (11%) y Maule (8%). En conjunto representan el 83 % de siniestros a nivel país.

En cuanto a las hectáreas quemadas, las regiones más afectadas corresponden a La Araucanía (45.972); Biobío (35.889); y Maule (23.497). En su totalidad  equivalen al 80 % del daño a nivel nacional.

En la ceremonia de inauguración del aeródromo, ubicado a cincuenta minutos al norte de Temuco, participaron también el director nacional de CONAF, Aaron Cavieres; el intendente de La Araucanía, Andres Jouannet; y los gobernadores de la región, Andrea Parra (Malleco) y José Montalva (Cautín).

 

Pista aérea de 1.200 metros

El aeródromo de Victoria permitirá el despegue de los aviones PZL M-18 B, más conocidos como Dromader, que cuentan con una capacidad de carga de agua de dos mil litros. También podrán operar los aviones Air Tractor AT 802 F turbohélice, con capacidad de carga de agua de tres mil litros, que está adquiriendo el Gobierno para el combate de estos siniestros, y que llegarán a Chile en las próximas semanas.

Desde Victoria también operarán helicópteros Bell 205, con una capacidad para catorce brigadistas, con autonomía de vuelo de 1,5 horas y capacidad de carga de agua de mil doscientos litros en un tiempo de dos minutos promedio.

“El inicio de las operaciones de este aeródromo permitirá ser aún más eficientes en el combate de incendios forestales que lleva a cabo el Gobierno, a través de CONAF. Además, tiene helipuertos para nuestros helicópteros o los que se tengan que sumar ante emergencias, proporcionando de esta forma mayor seguridad a la ciudadanía frente a la amenaza que representan, en la actualidad, los incendios forestales”, explicó el director de CONAF, Aaron Cavieres.

Destacar que durante la temporada pasada el Sistema de Protección Civil operó un total de 11.016 horas de vuelo en todo el país, tanto en helicópteros como en aviones cisternas, quienes aplicaron más de cuatrenta y nueve millones de litros de agua y treintaiún mil litros de retardante.

Gracias a que el aeródromo permitirá acortar los tiempos de respuesta de CONAF en el combate de incendios forestales, se espera disminuir el número de incendios, hectáreas afectadas y los recursos utilizados por el Estado para enfrentar este tipo emergencias. La temporada pasada el Gobierno destinó casi diecisiete mil millones de pesos distribuidos entre el personal de la institución forestal, e insumos para el combate de incendios.

El aeródromo cuenta con una pista para aterrizaje de mil doscientos metros de largo, una pista terrestre para el uso de camiones, dos conteiner de CONAF y otros de empresas forestales, piscinas de acumulación de agua, carga y pisteros permanentes.

ceremonia de inauguración de aeródromo