Arica y ParinacotaConafSECOM

Que los problemas de CONAF de las regiones del norte son comunes, y diferentes a los de las regiones del sur parece una obviedad. Sin embargo el detalle y la letra chica de esta realidad, fue el tema de fondo que permitió abordar el encuentro directivo de la Macrozona Norte efectuado en Arica, y que dejó tareas y desafíos, no sólo para los actuales directores, sino para CONAF en su proyección como servicio público estatal.

El encuentro de los directivos reunió a Alejandro Santoro, a la cabeza de CONAF Antofagasta, a Julio Barros Catalán, director en la Región de Tarapacá, a Ricardo Santana Stange, quien lidera a CONAF en la Región de Atacama y a Guillermo Cisternas Valenzuela, quien actuó de anfitrión junto a Carlos Nassar, jefe DASP y Miguel Leiva, jefe DEFOR en la región, respectivamente.

La cita de los directores de CONAF se enmarcó a la vez, en la primera Reunión Macrozonal de los Servicios del Agro de la presente administración, organizada por la Seremi de Agricultura de Arica y Parinacota. El encuentro, de dos días de duración, convocó a Seremis u directivos de toda la zona norte, y tuvo como exposiciones centrales y de fondo, el tema hídrico y el manejo de cuencas.

 

Encuentro CONAF

Uno de los temas abordados por los directivos de CONAF, fue la situación que sus territorios viven respecto a la desprotección legal de las formaciones vegetales de la zona norte, las que en su gran mayoría no están incluidas en el Decreto Supremo 68 que establece oficialmente las especies arbóreas y arbustivas originarias del país. Guillermo Cisternas calificó la situación como “un tema de vital importancia para el norte, ya que hay sectores vulnerables, por tanto cabría la propuesta de modificación de tales listados, o incluso hacerlos de carácter regional, en especial con las especies xerofíticas, de modo que la gestión fiscalizadora en este aspecto sea un mayor aporte a la conservación y regulación de estas especies”.

Ricardo Santana, director de CONAF Atacama, se refirió por su parte a la expresión de las regiones del norte en el actual catastro de bosque nativo, el que está sometido a un proceso de actualización, y donde su región figura con 0 hectárea de bosque nativo en circunstancias que tienen 4.700.

Para Alejandro Santoro, la cita sectorial de la macrozona norte “fue una experiencia muy positiva, porque es la primera en esta administración, que se junta todo el equipo directivo del norte grande de Chile con temas que son comunes a nuestros territorios, desde el punto de vista del Ministerio de Agricultura. Fue una jornada muy potente, muy rigurosa. Y luego, al interior de CONAF, sectorialmente, tuvimos una muy buena discusión, particularmente con la mirada a la que nos convoca nuestro director ejecutivo, que es pensar, y replantear a la institución en este paso que está de pasar al ámbito público”.

Sobre el tema del manejo integrado de cuencas, planteado a nivel ministerial, Santoro precisó que “en ese aspecto tenemos una tremenda oportunidad, sobre todo en la CONAF que se nos viene. La CONAF tiene que incorporar el concepto de manejo integrado de cuencas, donde esté el tema de los suelos, el tema de las aguas, de la calidad, así como de los efectos del cambio climático. Y eso tiene que verse en una unidad territorial y precisamente la cuenca hidrográfica es un elemento potente de estudio y desarrollo”.

Por su parte, el director de CONAF Tarapacá, Julio Barros Catalán, opinó que la jornada “fue una oportunidad para ver las temáticas comunes, respecto a ciertas necesidades que tiene la macrozona, así que me parece un encuentro fundamental para aunar criterios y tener posturas frente a las inquietudes a nivel regional”.

Tras el encuentro de Arica, los directivos de CONAF acordaron efectuar una jornada específica para trabajar una propuesta de adecuación de la normativa sobre bosque nativo, desde las particularidades e identidad como macrozona norte.