Noticias PúblicasPortadaTarapacá

Las regiones de Tarapacá y Antofagasta esperan su pronta incorporación al SNASPE, debido a su categoría de sitio prioritario para la biodiversidad.

La Corporación Nacional Forestal (CONAF), junto a las secretarías regionales ministeriales de Agricultura, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de las regiones de Tarapacá y Antofagasta, trabajan mancomunadamente por dar categoría de protección a la desembocadura del río Loa, sitio catalogado como prioritario para la biodiversidad biológica birregional y reconocido por ser el asentamiento de aves migratorias.

Esta semana las autoridades de las entidades involucradas, se reunieron en Antofagasta con la finalidad de avanzar en la propuesta de creación de la nueva área protegida Desembocadura del río Loa, futura área silvestre protegida que se proyecta abarque territorios de las comunas de Tocopilla e Iquique.

Cabe mencionar que esta propuesta forma parte de las 8 nuevas áreas silvestres protegidas que se espera incorporar al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), que administra CONAF, durante el gobierno del presidente Sebastián Piñera.

La desembocadura río Loa responde a la existencia de un territorio que dispone relevantes atributos naturales, físicos, biológicos y arqueológicos, además de un potencial turístico que requiere ser puesto bajo protección para asegurar la conservación de la biodiversidad.Río Loa

Juan Ignacio Boudon, director regional de CONAF Tarapacá, explica que la creación de esta nueva área protegida “permitiría, por un lado, atender la Estrategia Regional de Biodiversidad, y por otro, integrar a diferentes actores del territorio en los procesos de planificación territorial y manejo del área, con el objeto de potenciar la conservación in situ y, en la medida que sea compatible, el desarrollo turístico sustentable con estándares de calidad”.

La incorporación de este sitio contribuirá a mejorar la representatividad de los ambientes naturales del SNASPE, además de establecer planes participativos de protección y conservación con énfasis en la flora y fauna con problemas de conservación, el desarrollo de líneas de investigación y monitoreo, detener procesos de deterioro ambiental, realizar fiscalizaciones en el área y, finalmente, potenciar el turismo de intereses especiales en la zona.