O'HigginsSECOM

Fue un día para compartir en familia, recibir la visita anticipada del Viejito Pascuero, recrearse y descansar, pero particularmente para reforzar los lazos de amistad y compañerismo entre todos los funcionarios y funcionarias, pertenecientes a la dirección regional de CONAF, región del Libertador General Bernardo O’Higgins.

La actividad se realizó en el centro de eventos Ruta de los Soles, ubicado en el camino Rengo-Malloa y fue organizado por distintos integrantes del equipo regional.

Es así como desde muy temprano, las trabajadoras y trabajadores, junto a sus hijos, fueron agasajados con un rico desayuno, un fecundo almuerzo, para por la tarde, esperar la llegada del Viejito Pascuero, quien llegó acompañado de la mascota símbolo de CONAF, Forestín, quienes serían la sorpresa de la alegre jornada infantil.

Durante al almuerzo, la directora regional de CONAF, Alba Garrido Jaque, entregó su saludo de Navidad, invitando a compartir con alegría y confianza, esta jornada de trabajo. “Nuestra labor comienza en la unión de los equipos, en el conocimiento mutuo de cada uno, porque CONAF es su segunda casa. Me alegra verlos a todos y todas con sus hijos, porque hoy está presente la familia y una familia unida es la base para una sociedad que con armonía, confianza y seguridad desarrolla mejor su trabajo”.

Navidad-OH1Asimismo, valoró el trabajo de hombres y mujeres que con su esfuerzo diario, trabajadores y trabajadoras de CONAF, que participan en el desarrollo de la gestión de esta Corporación, particularmente “en un año lleno de reformas institucionales, reciban este reconocimiento por el fundamental rol que cumplen día a día, a las puertas de la Navidad, en donde el espíritu se llena de buenos augurios, especialmente para el nuevo año 2015 que ya se acerca”, afirmó la directora regional de CONAF. Durante la jornada estuvo presente el seremi de Agricultura, José Guajardo Reyes.

Los niños y niñas por su parte, disfrutaron de un día muy entretenido, el que tuvo espectáculo de títeres, trucos de un mago y la animación de una tía clown. Además, se bañaron en la piscina y se subieron a la cama saltarina y a los juegos inflables, dispuestos en el lugar, mientras esperaban la llegada del Viejito Pascuero.

Junto a Forestín, Santa Claus desató la algarabía de los niños con emoción y lágrimas, prometiéndole que serían buenos niños y que se han portado bien, recibiendo su merecido regalo como premio a sus buenas conductas, mientras los flashes de fotos iluminaban el ocaso de la alegre tarde de esparcimiento de las familias de CONAF de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins.