Luego de tres de horas de discusión, los parlamentarios aprobaron la idea de legislar sobre el nuevo Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas; aun cuando la Sala respaldó las ideas matrices del proyecto de Ley se acordó realizar diversos cambios en particular.

Hasta el 4 de mayo los senadores podrán presentar sus indicaciones, las que serán discutidas en la Comisión del Medio Ambiente y Bienes Naciones, y posteriormente, en la Comisión de Hacienda.

Los parlamentarios valoraron el texto, sin embargo, algunos enfatizaron la necesidad de solucionar la situación laboral de los funcionarios de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), generando incentivos para la profesionalización.

La iniciativa tiene por objeto la conservación de la diversidad biológica del país, a través de la preservación, restauración y uso sustentable de las especies y ecosistemas, con énfasis en aquellos de alto valor ambiental o que, por su condición de amenaza o degradación, requieren de medidas para su conservación.

En concreto, se busca crear el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, sujeto a la supervigilancia del Presidente de la República a través del Ministerio del Medio Ambiente. Entre sus funciones figuran administrar las áreas protegidas del Estado y supervisar la administración de las áreas protegidas de propiedad privada; fomentar la creación de estas áreas; elaborar y velar por el cumplimiento de los planes de manejo de las áreas protegidas públicas y privadas; ejecutar las políticas, planes y programas de preservación, restauración y promoción del uso sustentable de las especies y ecosistemas, especialmente de aquellos amenazados o degradados, entre otras.