El experimentado asistente de operaciones falleció la madrugada del jueves 26 de agosto, a los 46 años, en el Hospital Carlos van Buren. Colegas, familiares y amigos destacaron su labor y compromiso.

Colegas y amigos despidieron a Víctor Manuel Nilo Díaz (Q.E.P.D.), experimentado asistente de operaciones del Departamento de Protección contra Incendios Forestales de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), quien falleció la madrugada del jueves 26 de agosto, a los 46 años, en el Hospital Carlos van Buren de Valparaíso, donde permanecía bajo atención médica de urgencia.

En el frontis de la Subcomisaría de Carabineros de Placilla de Peñuelas, en la parte alta de la Ciudad Puerto, compañeros de institución, efectivos del O.S.5 de la policía uniformada, voluntarios de Bomberos de Valparaíso y representantes de la Onemi esperaron al coche fúnebre de Víctor, para homenajear al difunto con aplausos y el incesante canto de las sirenas de vehículos de emergencia.

Luego, en caravana, gran parte del grupo se trasladó hasta la iglesia evangélica pentecostal “Jesús nuestro salvador”, de Casablanca, ciudad de origen del querido técnico de incendios forestales, donde se llevó a cabo una solemne y concurrida ceremonia religiosa.

Cabe destacar que, en el trayecto del cortejo fúnebre al templo, bomberos de Santo Domingo, San Antonio y Casablanca también expresaron sus respetos por el “guardián de los bosques” que dejó este mundo, simbólicamente, lanzando agua al cielo con sus mangueras.

Tras el término de la liturgia, la comitiva se desplazó hasta el Cementerio Municipal de Casablanca, donde fueron depositados los restos de Víctor Nilo, quien  trabajó durante 28 años en Corporación, principalmente en la oficina provincial de San Antonio, en Santo Domingo.

En el camposanto, compañeros de labor y familiares oraron por el eterno descanso del alma de Nilo, entre lágrimas, con nostalgia, pero también con optimismo, al recordar la simpatía y calidad humana que siempre irradió.

 La chispa de alegría

“Nos deja una persona muy valiosa, no sólo desde el punto de vista profesional, sino que también humano. Una persona muy carismática, jovial y alegre, que nos transmitía esa alegría de vivir, de hacer bien las cosas, y por eso hoy día nos sentimos particularmente tristes”, manifestó el jefe regional del Departamento de Protección contra Incendios Forestales de la Corporación, Juan Atienza.

Añadió que “Víctor Nilo era muy comprometido, leal, responsable, confiábamos un 100% en él, y eso es una tremenda garantía en una labor como el combate de incendios forestales, que es una actividad de altísimo riesgo, donde es fundamental el trabajo en equipo”.

Su par provincial, Patricio Balladares, aseveró que “como oficina provincial de CONAF en San Antonio, como provincia y como Sistema de Protección Civil, estamos acongojados, apenados, es una pérdida irremplazable. Víctor Nilo era una persona responsable, amable,  muy alegre, extremadamente alegre, en su lugar de trabajo, con el personal y con esta jefatura”.

“Fue un funcionario totalmente comprometido con la comunidad, con el combate de incendios forestales y con la protección de los recursos forestales de nuestro país. Nos deja un técnico sin igual”, complementó.

Dentro de la institución forestal, Víctor Nilo ostentó los cargos de brigadista (1993), jefe de cuadrilla (1997), jefe de brigada (2005) y, finalmente, asistente de operaciones, ingresando a la dotación permanente en el año 2008.

La Dirección ejecutiva y todo el personal de CONAF envían sus condolencias y consuelo a la familia, amistades y compañeros de trabajo de este querido funcionario que dejó una imborrable huella profesional y humana.