Con esta primera plantación, la comunidad de villa La Pampa inició un proceso para reverdecer un sitio eriazo.

Con la participación de representantes de los pueblos indígenas diaguitas, quechuas, aymaras y mapuches, y la presencia de autoridades regionales encabezadas por el intendente regional Miguel Ángel Quezada y el director regional de CONAF, Juan Ignacio Boudon, se dio por inaugurada la primera etapa de la plantación de especies nativas en Villa La Pampa de Pozo Almonte.

La iniciativa se realizó en el marco del Programa de Educación Ambiental y el Programa de Arborización “Un chileno, un árbol”, ambos ejecutados por CONAF y que buscan mejorar la calidad de vida  a través de los beneficios que entregan los árboles.

La Comunidad Multiétnica de Pozo Almonte, que agrupa a diversos pueblos originarios, con la finalidad de recuperar un sitio eriazo de la villa, decidió iniciar hace dos meses, un operativo para limpiar y preparar la tierra con sustratos. Luego, se realizó una jornada de plantación en la cual participó la comunidad local y se establecieron, en una primera etapa, cien árboles. Se espera próximamente continuar con este trabajo y plantar cien arboles más.

Juan Ignacio Boudon, director regional, explicó que actualmente CONAF está retomando con fuerza el Programa de Arborización con operativos de plantación, donde la comunidad se sienta partícipe en las mejoras de su entorno.

“Gracias a `Un chileno, un árbol´ se podrá contribuir directamente al desarrollo sustentable de las comunidades, aportar en la mitigación de los efectos del cambio climático, además de recibir conocimientos sobre arborización urbana y talleres de educación ambiental”, complementó Boudon.

Por su parte, el intendente regional, Miguel Ángel Quezada, indicó que “el presidente Piñera nos ha planteado el desafío que cada ciudadano de nuestro país, pudiese plantar un árbol. Y hoy estamos colaborando a cumplir ese anhelo y, a pesar de estar en pleno desierto, estamos con las comunidades de nuestros pueblos originarios aportando a una mejor calidad de vida con estos árboles”.

Finalmente, Guillermo Ticuna, dirigente social de Villa La Pampa, señaló que “estamos muy contentos de empezar esta plantación para hermosear nuestra villa y de incentivar a los niños a que de pequeños tengan los valores de cuidar el medio ambiente. Acá estamos en el desierto y tener un poco de verde para nosotros es más grato”.