Arica y ParinacotaSECOM

Echando mano a la disponibilidad de programas computacionales o software libres y de códigos abiertos, la CONAF realizó un curso básico a sus funcionarios, a fin de hacer extensivo el conocimiento y uso de los sistemas de información geográfico para su trabajo cotidiano.

La capacitación giró en torno al programa QGis, el que puede ser descargado por cualquier usuario y, por tanto, amplía el número de profesionales que pueden volcar su información de terreno usando esta herramienta computacional.

Guillermo Cisternas, director regional de CONAF, resaltó que las ventajas que ofrece el software libre también pueden ser aprovechadas por las instituciones, y de esa manera ampliar la capacidad de procesamiento de la variada información que se origina a diario en el marco de las funciones del sector.

Héctor Peñaranda, encargado de proyectos, y quien dictó el curso, explica que los programas bajo licencia comercial tienen un manejo restringido o limitado en cuanto al número de usuarios por su alto costo, por lo que el grueso de los funcionarios no puede utilizar estos recursos de manera sistemática o periódica. “Las ventajas que ofrece el software libre pueden ser también aprovechadas por cualquiera de nuestros profesionales para procesar y analizar información, y en el caso del Qgis está disponible en español, es de fácil uso y ofrece aplicaciones versátiles y de gran funcionalidad, por lo que resulta muy útil para nuestra labor”, destacó.

Carlos Morales, perteneciente al departamento de Fiscalización Forestal, que participó en el curso, calificó como “muy importante la iniciativa, ya que desde nuestro departamento siempre estamos en terreno, generando información que puede ser llevada a mapas y bases de datos. Desde ese punto de vista es un instrumento de gestión importante para el día a día”. En su caso, al igual que sus compañeros, tuvo que desarrollar un trabajo aplicando el Qgis, y lo hizo volcando a un mapa la ubicación de especies nativas se busca proteger, ya que con el tiempo se han ido perdiendo. Es así como en base a los recorridos de terreno por los valles de Chaca y Lluta, logró una primera aproximación de la cobertura espacial de la Myrica pavonis y la Haplorhus peruviana, conocidas por su nombre común de pacama o guacano y carza, respectivamente.

La capacitación en el software libre para usos de información geográfica, tuvo una primera versión para el personal de la oficina regional en Arica, quienes recibieron sus diplomas en diciembre, y para enero se dictará para la oficina de Putre, integrada principalmente por guardaparques.